Semana 8 del embarazo

Descubre todos y cada uno de los cambios que se producen tanto en tu bebé como en tu propio cuerpo durante la semana 8 de embarazo.
Semana 8: embarazo semana a semana | Getty Images

 

Dos meses, ¡parece mentira que haya pasado tan rápido el tiempo! Tu bebé ya mide entre 14 y 15 milímetros y comienzas a hacerte a la idea de que pronto tendrás una nueva compañía que irá contigo a todos lados. Ya eres mamá, incluso antes de que le veas la carita a tu bebé. Tus sentidos y sentimientos se adaptan a esta nueva etapa de tu vida. ¿Pero y tu cuerpo y el de tu bebé? ¿Qué estará pasando dentro de ti en la semana 8 de embarazo? ¡Te lo contamos!

Cambios en el cuerpo

Ya parece que ha llegado el momento de sentir cambios palpables en tu cuerpo. El útero comienza a crecer, aunque no significa que puedas notar un aumento del tamaño en tu vientre. No obstante, este irá creciendo de manera gradual para permitir que el embarazo se lleve a cabo.

Los calambres y molestias en el vientre, como si fueran de la menstruación, comienzan a aparecer en esta semana. Las piernas también podrán notarlo. Las náuseas y vómitos siguen, además de que repugnarás ciertos olores. Ardores, o cansancio seguirán latentes. También puede aparecer un dolor parecido a la ciática que se extenderá desde la espalda hasta la curvatura de las rodillas.

Hay algunos medicamentos y remedios caseros que te ayudarán a aliviar o mejorar estos molestos síntomas. Habla con tu médico, ¡no tomes nada que no esté supervisado por él!

Te puede interesar: Alternativas naturales al paracetamol para el dolor de cabeza y otras molestias

Desarrollo y evolución del bebé

¿Y esa pequeña vida que crece en tu interior? ¿Cómo se está desarrollando tu pequeñín? La forma humana se ve con total claridad. Los ojos dejan de ser dos hoyos en algo que parece ser una cara para comenzar a formar los párpados y la retina, y en su cara aparecen la nariz, los labios y las orejas. Su cuerpo se alarga y las extremidades empiezan a tener forma. Incluso podrán verse sus pequeños dedos.

Su sistema muscular empieza a desarrollar sus funciones y el embrión se mueve, aunque de manera involuntaria. Es muy pronto para que lo notes, pero está pasando. De eso no hay duda. La placenta ya está preparada para darle los nutrientes y el oxígeno necesarios al embrión. Gracias a la aparición del cordón umbilical que puede llevar sangre a la placenta y de esta al feto, el bebé recibirá todo lo que necesita para seguir desarrollándose.

Aunque la placenta aún no está terminada del todo, pues este proceso llevará unas semanas más, lo más importante ya es posible. No obstante, tu cuerpo seguirá trabajando para que ésta se termine de implantar en el útero asegurándose de darle un hogar seguro a tu pequeñín. Ya puede depender de ella para alimentarse, recibir agua y desechar los restos de su metabolismo.

Que el pequeño esté dentro de la placenta no quiere decir que esté protegido de cualquier agente externo maligno. Por ejemplo, el tabaco, el alcohol y otros elementos dañinos pueden atravesar la placenta y dañar la salud de tu bebé, o cuanto menos, frenar su desarrollo. Si aún no lo has hecho, ha llegado el momento de que rompas con estos malos hábitos.

Semana 8: embarazo semana a semana | Getty Images

Salud y emociones

No hay mucho que podamos decirte sobre las emociones en la semana 8 de embarazo. Seguirán subiendo y bajando, con cambios drásticos de humor, aparición de distintos estados de ánimo. El temor a que algo no vaya bien puede causarte estrés y ansiedad. No olvides que la respiración y ejercicios suaves que no dañen al feto son muy efectivos para controlar tus emociones.

Expresar lo que sientes en cada momento y aprender a canalizarlo será muy útil para conservar la calma. Además, los que te rodean podrán ayudarte si preparáis una estrategia que os ayude a estar listos para afrontar cualquier cambio.

Hay hombres que aseguran que sus mujeres los han vuelto locos durante el embarazo por no entender cómo se sentían. Tú puedes evitar que tu pareja se sienta de ese modo si compartes con ella tus emociones y le permites que te ayude a controlarlas.

Podría interesarte a ti o a tu pareja: 8 libros para padres primerizos

Dieta

En la semana 8 de embarazo tienes que continuar tomado vitamina E, vitamina D, y mantener una dieta equilibrada rica en nutrientes como el zinc, el hierro, el ácido fólico y omega 3. Si crees que careces de alguno de ellos y necesitas complementos alimenticios para controlar sus niveles, habla con tu médico para que te aconseje sobre cuáles puedes o no tomar.

Te puede interesar: Alimentos para la anemia por deficiencia de hierro

Es muy importante que si cocinas para ti misma, conserves una buena rutina de higiene. Lávate las manos a menudo, recalienta los alimentos solo una vez, congela la comida en seguida, y si no vas a consumir de inmediato lo que has cocinado, consérvalo en el frigorífico. Tu cuerpo es más sensible que nunca a bacterias que pueden aparecer fácilmente si no cumples con estos requisitos.

Semana 8: embarazo semana a semana | Getty Images
 

Esta es una aventura emocionante que te recomendamos que disfrutes al máximo, cada minuto, porque ninguno se repetirá.

Comentarios