Bit Padres

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: altes@tqcorp.media

Semana 42 del embarazo

Descubre todos y cada uno de los cambios que se producen tanto en tu bebé como en tu propio cuerpo durante la semana 42 de embarazo

Semana 42 del embarazo | Getty Images
 

Mami, ¡ahora sí que sí! Si tu bebé aún no ha salido por sí mismo, ha llegado el momento de sacarlo. Tranquila, todo irá bien, la naturaleza ha hecho su parte, y tú has hecho la tuya. Veamos qué sigue sucediendo en la semana 42 de embarazo. 

Cambios en el cuerpo

Todos los cambios que tu cuerpo necesitaba hacer para prepararse para la gestación y el parto ya los hizo durante todo el proceso. Ahora solo te sentirás muy cansada pues tu barriga está al máximo y tu pequeño es todo lo grande que puede ser dentro de ti.

Superar la semana 42 de embarazo conlleva riesgos para la madre pues puede causar lesiones perineales ya que el bebé es más grande de lo habitual. También aumenta el riesgo de cesárea pues si el bebé no sale por sí mismo, hay que provocar el parto, o en su defecto, sacarlo. 

Desarrollo y evolución del bebé

Tu bebé ya está desarrollado para salir al mundo. De hecho, permanecer más tiempo dentro de ti puede traerle problemas serios. Por ejemplo, la placenta está preparada para proteger al bebé, nutrirlo y filtrar los desechos durante la gestación. No obstante, cuando esta se ha pasado de fecha, sus funciones pueden debilitarse. 

Este hecho influirá en la cantidad de oxígeno y nutrientes que llegan al pequeño. También podría darse el síntoma de dismadurez causado por la insuficiencia placentaria. Será un bebé grande y desarrollado pero delgado y con la piel muy arrugada. 

Otro problema que podría surgir al superar la semana 42 de embarazo es que no haya suficiente líquido amniótico, lo cual podría causar comprensiones en el cordón umbilical y reducir la cantidad de oxígeno que llega al bebé.

El bebé sufre el riesgo también de aspirar o ingerir meconio, las primeras heces del pequeño. Lo podría inhalar hacia los pulmones creando una inflamación. Por tanto, que no te preocupe si te dicen que hay que provocar el parto, es lo más beneficioso para ambos. 

Salud y emociones

Semana 42 del embarazo | Getty Images
 

Esta situación seguro que te preocupa mucho, pues pensar en todo lo que está pasando puede despertar muchas dudas en tu mente. Te generará nerviosismo y estrés que es posible que provoque en ti reacciones que no sean comunes y que puedan causar daño a los que más quieres.

Para evitar que una brecha se abra entre vosotros es esencial la comunicación, explicar cómo te sientes y qué pueden hacer ellos por ayudarte. Recuerda pasar tiempo a solas con tu pareja y compartir sentimientos como compañeros y amigos que sois. 

Pasar tiempo a solas con tu bebé también ayudará. Háblale, anímale a salir, dile cuánto lo quieres. Estos momentos te relajarán y quizá animen a tu pequeño a venir solito. 

También es posible que tengas que lidiar con los comentarios bien intencionados de la gente de tu alrededor como ‘¿aún estás embarazada?’. Esto te pondrá de mal humor y no hará más que empeorar tu ánimo. Prepárate de antemano para saber qué contestar y cómo afrontarlos. 

Dieta

No hay cambios en la dieta en la semana 42 de embarazo. Solo seguir haciéndolo tan bien como lo has hecho hasta ahora. Evita todos los alimentos que el médico te haya dicho bien sea con miras a la lactancia o para que tu bebé se siga manteniendo sano.

Parto programado

Si has superado las 40 semanas de embarazo, lo más normal es que comiencen a hacerte controles prenatales continuos para asegurarse de que todo va bien. Si el latido del corazón, la presencia del líquido amniótico y de la placenta es normal y si la actividad fetal está vigente. 

Aunque el médico puede esperar hasta la semana 42 de embarazo para provocar el parto, basándose en los controles prenatales, muchos deciden hacerlo antes para evitar riesgos. Sea como sea tu caso, mantén la calma y confía en los profesionales.

No hay nada de qué preocuparse, los bebés prolongados (como se conocen a los que nacen pasado el tiempo de gestación son saludables) no presentan problemas. Así que mami, no hay por qué alarmarse. 

En caso de que tengan que programar el parto, te darán una fecha en la que tendrás que estar en el hospital, y los profesionales se encargarán de todo. 

Es muy probable que llegados a la semana 42 de embarazo, tus hormonas te jueguen una mala pasada y te hagan pensar en los síntomas, los nervios y todo lo negativo que la gestación ha traído. 

Evita estos pensamientos y medita en que una nueva vida ha crecido en ti, y que pronto, sin pasar de esta semana, vas a tenerlo en brazos. Y ¡ay mami! Cuando te mire a los ojos, ¡vas a olvidar todo lo que has pasado hasta ahora! Ya nada te importará más que tu pequeñín. Este es el comienzo de tu nueva vida… una vida llena de amor.

Te interesará: Estas son las 4 etapas del puerperio o posparto que debes conocer

Comentarios