Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: altes@tqcorp.media

Semana 38 del embarazo

Descubre todos y cada uno de los cambios que se producen tanto en tu bebé como en tu propio cuerpo durante la semana 38 de embarazo
Semana 38 del embarazo | Getty Images

¡Ya has llegado a la semana 38 de embarazo! Tu pequeñín puede venir cuando menos lo esperes. Es normal que ya te sientas impaciente, pero mientras se termina de ‘cuajar’ todo, hay cosas maravillosas que siguen sucediendo en tu cuerpo. ¡Te las contamos!

Cambios en el cuerpo

Llegados a este punto, tu cuerpo ya no sufrirá muchos más cambios, pues tanto tú como tu bebé, estáis listos para conoceros. No obstante, sí notarás tu barriga más baja. También tendrás más dificultades para dormir, pues tus hormonas están revolucionadas, por no hablar de la incomodidad de tu barriga que ya está enorme.

Además, si estás embarazada en verano, hay que sumar el calor, que no facilita estar cómoda. Es importante que, sin importar la época del año que sea, te tomes la tensión arterial continuamente. Lo puedes hacer fácilmente en una farmacia. Recuerda que nunca debería ser ni superior a 140 ni inferior a 90.

Evolución y desarrollo del bebé

Tu hijo ya pasa de tres kilos y mide aproximadamente unos 50 centímetros, aunque ya sabes que en eso juega un papel muy importante la genética. La capa de grasa que había sobre su piel comenzó a desaparecer hace una semana y aún sigue haciéndolo. 

Esta grasa flota en el líquido amniótico y poco a poco se irá disolviendo. Aunque ya has llegado a lo que se conoce como ‘la zona de parto’ no significa que tu pequeño llegue ya, ni siquiera aunque tu médico te haya dado una fecha aproximada. Algunos podrían tardar hasta un mes ya. ¡Sí, como lo oyes! ¡No te desesperes! Sea que venga ya o que aún tarde un poco, cuando llegue, ¡merecerá la pena!

Son pocos los bebés que llegan justo en la fecha estimada, así que solo hace falta paciencia y seguir como hasta ahora. ¡Lo estás haciendo muy bien! No hay una fórmula exacta para saber cuándo viene o no el niño o la niña. De hecho, médicos y especialistas han investigado mucho sobre el tema y no han llegado a ninguna conclusión. No hay un click mágico. Solo lo aluden al hecho de que el bebé ‘cree’ que es el momento. Misterios del milagro de la vida…

Salud y emociones

Semana 38 del embarazo | Getty Images
 

Si hay un momento en la vida de la mujer en la que las emociones y los desequilibrios hormonales parecen volverla loca, es el embarazo. No solo desde que comienzan los vaivenes hormonales, sino hasta después de tener a tu bebé en brazos.

Además, como en la semana 38 de embarazo el parto está muy cerca, a todas tus emociones se le suma el estrés y los miedos que sientes por ese momento tan deseado, pero que despierta temores a la vez. Tranquila, no eres débil ni miedica, solo eres una persona. Son sentimientos normales que surgen y que no puedes evitar, pero ¡ojo!, sí puedes controlarlos. 

¿Cómo? Ocupando tu tiempo. No hay nada peor para la mente que el aburrimiento. Así que busca actividades que te gusten. No tiene que ser nada complicado. Quizá leer, escribir, cocinar, coser o tejer o simplemente pasear. 

Da paseos por la naturaleza, la playa, un parque, o cualquier sitio que te encante. Respira profundo y piensa en cómo serán esos momentos cuando tengas a tu pequeño que te acompañe a ese mismo lugar. Son pensamientos bonitos que reemplazarán a los negativos y te harán sentir bien. 

Recuerda que el yoga para embarazadas lo puedes seguir practicando hasta el momento del parto, así como ejercicios de respiración y relajación que te serán muy útiles en la fase final.

¡Te interesa! Yoga para embarazadas: descubre los beneficios y las mejores asanas para ti

Y una de las cosas más importantes a tomar en cuenta en la semana 38 de embarazo, ante todos los cambios de humor que sufrirás, lo ideal es hablar con los que más quieres. Recuerda que muchas de las reacciones que tengas serán impulsadas por las hormonas y que pueden dañar a tu pareja y tus familiares. 

Ponlos en sobreaviso, habla con ellos, explica cómo te sientes, trágate el orgullo y pide perdón todas las veces que sean necesarias. Ellos son tus aliados, no tus enemigos. ¡No lo olvides!

Dieta

Sobre la dieta no hay nada nuevo que tengamos que contarte en la semana 38 de embarazo. Solo podemos darte la enhorabuena por cómo has cuidado tu alimentación estos meses y pedirte que aguantes un poquito más. Sigue las recomendaciones del médico y trata de beber mucha agua. Esta aliviará los dolores de cabeza y te ayudará a estar hidratada, lo cual beneficia a tu pequeño.

Te interesará: Dolor de cabeza en el embarazo: 9 remedios naturales para sobrellevarlo

Recuerda que tu alimentación debe estar enfocada a cuidar de la leche con la que se alimentará en breve tu hijo. El médico te dirá qué alimentos debes evitar y cuáles no.

Por lo demás, ¿qué más decirte mami? Que ya casi casi está aquí. Estás tocando la meta con la punta de los dedos. Y cuando llegue ese momento podrás respirar y pensar en cómo ha merecido la pena todo el esfuerzo. ¡Ánimo!

Comentarios