Bit Padres

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: altes@tqcorp.media

Semana 34 del embarazo

Descubre todos y cada uno de los cambios que se producen tanto en tu bebé como en tu propio cuerpo durante la semana 34 de embarazo
Semana 34 del embarazo: descubre los cambios en tu bebé y en tu cuerpo semana a semana | Getty Images

¡No puedes creerte que ya estés casi en el noveno mes de embarazo! El tiempo ha pasado muy rápido, y ya estás deseando de tener en tus brazos a esa personita que cambiará tu vida. De hecho, ya la ha cambiado. ¿Quieres saber qué está sucediendo dentro de ti en la semana 34 de embarazo? ¡Pues vamos a ello!

Cambios en el cuerpo

Tu barriga está tan grande que creerás que va a explotar. Esto te puede traer dolores de espalda, problemas para dormir y dificultad de movimiento. Este crecimiento se debe en parte a que el útero ya está unos 30 centímetro por encima del pubis. Aunque claro, debido a ello, los órganos abdominales han tenido que desplazarse por lo que es normal que puedas sentir ciertas molestias. 

La tirantez de la piel te ocasionará picor y puede que aparezcan las estrías. Ya hace unas semanas que te recomendamos usar cremas para evitarlas, y ahora podrás darte cuenta de que ha merecido la pena.

¡Te interesa! Cómo prevenir las estrías en el embarazo: 6 consejos para evitarlas

Las varices son otro enemigo que llega en estas últimas semanas de embarazo. Para evitarlas es necesario que te mantengas activa y en movimiento dando paseos o realizando otros ejercicios que el médico crea convenientes. 

Otros de los cambios y síntomas de que notarás son el aumento de las ganas de orinar, molestias en el aparato digestivo, mayos sensibilidad a algunos alimento y el aumento de flujo vaginal. Sabemos que todo esto puede ser muy molesto, ¡pero piensa en lo poquito que queda!

Desarrollo y evolución del bebé

¿A que estás ansiosa por saber cómo estará tu pequeñín? Ha ido creciendo a pasos agigantados y ¡sigue haciéndolo! Ya pesa alrededor de 2,5 kilos, dependiendo de la genética y otros factores. Mide cerca de 45 centímetros y ya tiene todos sus órganos maduros y listos para funcionar. 

Estos han estado durante un tiempo haciendo un ensayo general por decirlo de algún modo, y ya están preparados para la vida externa. Sus pulmones también han concluido el proceso de maduración y por norma general, llegados a la semana 34 de embarazo, el feto debe haber producido suficiente surfactante pulmonar como para poder respirar por sí mismo.

Todo esto hace posible que si el parto se adelantara no hubiera riesgos para el bebé. Las probabilidades de supervivencia serían del 100%. ¡Ya no hay marcha atrás mami! 

No hay duda de que su formita ya deja ver el bebé que será. Su piel ya no está arrugada, se le ven sus mofletes e incluso es posible que ya hayas podido ver su sonrisa en alguna ecografía. Si aún no había tomado la posición para salir, es decir, cabeza abajo, es probable que lo haga en la semana 34 de embarazo.

Salud y emociones

Mami, como te dijimos en semanas anteriores, tus emociones no volverán a su lugar hasta incluso después del parto. Sin embargo, es probable que hayas aprendido la manera de lidiar con ellas. Sabes que el deporte, los ejercicios de respiración y relajación, pasar tiempo con los amigos y familiares y dedicarte a actividades que te gustan te ayudan a mantener la mente ocupada. 

Semana 34 del embarazo: descubre los cambios en tu bebé y en tu cuerpo semana a semana | Getty Images
 

Cuando tenemos nuestra mente centrada en otras cosas, no solo controlamos las emociones porque no pensamos en ellas, sino que, además, evitamos que vengan a nosotros pensamientos negativos como la baja autoestima o el miedo al parto. Ya sabes que hablar con tu pareja puede ayudarte también, pues juntos podréis trazar una estrategia que os permita relajarte cuando lo necesites y hacerte sentir mejor. 

Permite que tu pareja forme parte de esta maravillosa experiencia que estás viviendo dejando que te mime, que le hable al bebé, comprando lo que necesitará juntos y buscando un nombre si aún no lo habéis hecho. Compartir estos momentos tiernos os acercará más el uno al otro y te harán sentir mejor.

¿Aún no tenéis nombre para vuestro bebé? Los 30 nombres más populares de 2018 para niños y niñas

Dieta

La alimentación ha sido un punto clave durante todo el recorrido del embarazo. Llegando al término, como estás ahora, es aún más importante que sigas manteniendo una dieta equilibrada y evitando aquello que puede perjudicaros a ti o a tu bebé. 

Por ejemplo, debes rechazar los huevos, carne o pescado que no estén bien cocinados o que estén crudos. El cocinado mata bacterias que provocan enfermedades. Tanto tú como tu bebé estáis débiles por el momento para luchar contra ellas. 

Beber mucha agua y reducir el consumo de sal te ayudará a eliminar líquidos y a sentirte menos pesada. También recuerda que el deporte te ayudará a reducir la ansiedad por comer que puede llegar en la semana 34 de embarazo por el nerviosismo que pensar en el momento del parto te genera. 

Los huesos de tu pequeño se están terminando de formar y endurecer, así que aumentar el consumo de calcio durante las últimas semanas es muy recomendable. No obstante, no hagas nada por tu cuenta y habla siempre antes con tu médico. 

Venga mami, que no queda casi nada. Un último esfuerzo y pronto verás la sonrisa de tu pequeñín, o pequeñina.

Te interesa: Qué llevar al hospital para el parto: 20 esenciales para tu canastilla

Comentarios