Semana 15 del embarazo

Descubre todos y cada uno de los cambios que se producen tanto en tu bebé como en tu propio cuerpo durante la semana 15 de embarazo
Semana 15 del embarazo | Getty Images

Te estás adentrando en el cuarto mes de embarazo. Todo marcha sobre ruedas, pronto sabrás el sexo de tu bebé y empezará una de las etapas más bonitas: poder ver su carita a través de una ecografía 3D y pensar en ponerle nombre. Pero mientras tanto, los cambios siguen. ¿Qué está sucediendo en ti y en tu pequeño en la semana 15 de embarazo?

Cambios en el cuerpo

Ha llegado la hora de que comiences a comprarte pantalones sueltos y ropa holgada, especialmente de algodón que te ayudarán a sentirte cómoda y fresca. Tu barriguita ya no tiene vuelta atrás, irá creciendo cada vez más y necesitas sentirte lo más confortable posible.

Por fin habrán desaparecido los molestos síntomas, mareos, vómitos y cansancio extremo, incluso tendrás la sensación de no estar embarazada. Pero recuerda, tu tripita sigue ahí. De hecho, es en esta semana cuando aparece una línea vertical más oscura que atraviesa la barriga conocida como línea alba. Como bien sabes, también las areolas se oscurecen, ambos cambios debido a un aumento de melanina por la subida de estrógenos. Es recomendable que uses crema protectora en la cara o cualquier otra zona en la que pueda darte el sol.

Semana 15 del embarazo | Getty Images

 

En la semana 15 de embarazo verás que tus ganas de orinar disminuirán aunque puede que padezcas de insomnio o sueños muy realistas que no te dejen descansar bien. El triptófano que se encuentra en algunos alimentos como el huevo o el atún, te ayudarán. También puedes consultar con tu médico en caso de que exista algo prenatal que puedas tomar.

Te puede interesar: Descubre los alimentos que mejorarán tu descanso y tu estado anímico

Evolución y desarrollo del bebé

Como te dijimos hace un par de semanas atrás, esta época, y hasta la semana 25, el bebé crecerá rápidamente. La semana pasada era del tamaño de un limón, y ahora, en la semana 15 de embarazo, es del tamaño de una naranja. Sus huesos y músculos crecen de manera acelerada, sus articulaciones ya están presentes y tiene desarrollado su oído como para escuchar tu voz. ¡Ha llegado la hora que tanto esperabas! Habla con tu bebé, ponle música, ¡él te escucha!

Se ha comprobado científicamente que la música relajante y la voz de la madre tiene efectos relajantes en los bebés no natos. Además, fomentan la inteligencia y su desarrollo cerebral y cognitivo. Pasa momentos a solas con él mientras os relajáis juntos y mantenéis largas conversaciones. Aunque no lo creas, será algo que siempre tendrá en su memoria y estrechará vuestros lazos de forma excepcional.

Su médula espinal ya está formada por completo, su cuello se alarga y comienza a separar la cabeza del pecho. ¿Y sabes uno de los momentos más bonitos que suceden en esta semana? Sus brazos han crecido lo suficiente como para que llegue con sus manitas a la cara, así que puede que en alguna ecografía lo veas chupándose el dedito.

Salud y emociones

Esta es una de las semanas más temidas por los papás experimentados. Tendrás cambios drásticos de humor. Es muy bueno que tu pareja te acompañe al doctor para que este le ponga al tanto de ellos y pueda estar preparada. La comunicación entre vosotros también es muy importante. Si expresas cómo te sientes en cada momento y habéis marcado una estrategia de cómo afrontaréis la situación cuando surja, es más probable que podáis solucionar cualquier inconveniente que estos vaivenes emocionales puedan causaros.

Semana 15 del embarazo | Getty Images

 

Sigue siendo un buen momento para que realices ejercicio, especialmente caminatas que te ayudarán a disminuir la hinchazón de piernas y tobillos. Sería ideal si tu pareja puede acompañarte para que ambos respiréis aire puro y paséis tiempo juntos fuera de casa.

Te puede interesar: Yoga para embarazadas: 7 beneficios, 5 posturas sencillas para la gestación

Algunos otros cambios que sucederán en ti tienes que ver con la organización y la memoria. Es posible que olvides dónde colocas las cosas o que empieces a ponerlas en sitios diferentes. Todo esto no es nada preocupante, ni mucho menos, son más cambios relacionados con las subidas y bajadas de hormonas. Cuando todo vuelva a su cauce, estos cambios desaparecerán.

Dieta

¿Y qué hay de la dieta en la semana 15 de embarazo? Sigue siendo muy importante que te mantengas hidratada. Bebe suficiente agua y toma frutas y verduras frescas. Evita la comida basura y los carbohidratos simples, que solo te sacian por momentos, pero que no te nutren.

No creas en aquello de que debes comer por dos. Todo lo que tu bebé necesita es que lleves una alimentación equilibrada que te aporte todos los nutrientes y que evites aquello que puede perjudicaros como la carne o los huevos pocos cocinados o el pescado crudo. Por lo demás, ¡disfruta de todo lo que estás viviendo! Pronto, mucho antes de lo que imaginas, podrás tener a tu pequeño en brazos… Entonces sabrás que todo el esfuerzo ha merecido la pena, o mejor dicho, ha merecido la alegría.

¡Te interesa! Qué llevar al hospital para el parto: los 20 esenciales para tu canastilla

Comentarios