Las 4 etapas del puerperio o posparto que debes conocer

Para cuando llegue el momento de dar a luz, es mejor que conozcas qué supondrá cada una de las etapas del puerperio o posparto para ti misma. Te lo contamos en este artículo.
Las 4 etapas del puerperio o posparto que debes conocer | BitPadres

 

La llegada del primer embarazo supone la apertura de una puerta a un mundo hasta entonces desconocido, el instante del alumbramiento se percibe como algo tan hermoso como capaz de infundir temor, hasta el punto en que, cuando todo parece terminar ahí, la llegada del puerperio o posparto sorprende, porque también aguarda tras ese momento cumbre como etapa que ha de ser vivida.

El descubrimiento de cada nueva fase que se presenta no solamente supone adentrarse en algo que hasta entonces se había visto desde la distancia, sino que también requiere vivirlo en primera persona y a ser posible prepararse, tanto física como psicológicamente.

En este artículo te hablaremos sobre la que es la última fase que se atraviesa relacionada con la gestación y el parto. Descubre cuáles son las 4 etapas del puerperio o posparto.

¿Qué es puerperio?

Cuando se habla del puerperio o postparto realmente se hace alusión a la etapa que sigue el momento posterior al parto, tras la expulsión de la placenta del interior del útero, y dura hasta el restablecimiento completo del estado físico de la mujer a un punto similar al de antes de producirse el embarazo.

¿Cuánto dura la cuarentena postparto?

En cuanto a la duración del puerperio, por lo general suele durar de manera completa en torno a unas seis u ocho semanas, lo que aproximadamente serían unos cuarenta días, siendo ésa la razón por la cual también es conocido el puerperio de forma tradicional como cuarentena.

Sin embargo, la recuperación del funcionamiento completamente normal (incluyendo el restablecimiento hormonal previo al embarazo) en ocasiones puede llegar a alargarse hasta seis meses debido al mantenimiento durante todo ese tiempo de la lactancia.

Al aumentar los niveles de la hormona prolactina, que es la que promueve la secreción de la leche materna, altera el funcionamiento normal de las hormonas femeninas, siendo bastante habitual, por ejemplo, que la menstruación tarde todo este tiempo en volver a aparecer.

La recuperación del ritmo ovárico normal suele ser la señal inequívoca de que el puerperio o postparto ha llegado a su fin.

Las 4 etapas del puerperio o postparto

Podríamos considerar cuatro momentos diferentes dentro del propio puerperio, atendiendo a la variación de las características de cada una de las fases que se van produciendo. Por ello, diremos que las 4 etapas del postparto son las siguientes:

1. Puerperio inmediato

En la que sería la primera etapa del puerperio, podríamos acotarla en torno a las 24 primeras horas después de tener lugar el parto. Debido al cambio de situación vital de la mamá que se produce con la llegada de su hijo, estas primeras horas resultan una auténtica toma de contacto con la nueva realidad y las emociones relacionadas con esa experiencia van apareciendo a lo largo de ese primer día.

El contacto físico, los abrazos y las primeras tomas de leche del recién nacido favorecerán el fortalecimiento de un vínculo único, el que tiene lugar entre madre e hijo.

Por otro lado, el otro gran cambio que sucede en el puerperio inmediato es el de tipo físico para la madre, que después de pasar nueve meses de embarazo, las primeras 24 horas implican la “toma de conciencia” del cambio de situación para su propio cuerpo.

2. Puerperio mediato o precoz

La que sería la segunda etapa del postparto, el puerperio mediato o precoz, abarcaría desde el segundo día tras el producirse el parto hasta una semana o diez días después de éste.

Durante esta fase del puerperio comienzan a tener lugar los molestos pero necesarios entuertos, un tipo de contracción uterina cuya misión es lograr que el útero remita hasta su tamaño original, después de haber aumentado su capacidad hasta ser capaz de albergar en su interior durante el embarazo al bebé.

Así como los loquios, que son las secreciones vaginales que se producen derivadas de dichas contracciones, mediante las que se eliminan los restos de sangre y tejidos debido a esta involución de la matriz.

Además, se produce la llamada subida de la leche, que tiene lugar cuando los pechos de la mujer aumentan notablemente su tamaño produciendo en su interior las cantidades suficientes de leche materna como para atender las tomas del bebé.

3. Puerperio alejado

En este caso, la que sería la tercera etapa del puerperio transcurre desde el décimo día aproximadamente hasta pasados unos cuarenta días desde el nacimiento del bebé.

Durante este periodo, dependerá de la decisión (o la posibilidad) de la madre de dar el pecho a su bebé el proceso que seguirá su propio cuerpo, ya que en el caso de no optar por la lactancia materna, el sistema hormonal de la mujer comenzará a normalizarse, con la recuperación de su funcionamiento ovárico normal y el regreso de la menstruación.

4. Puerperio tardío

Podría alcanzar hasta los 6 meses de duración en el caso de que la madre opte por alimentar a su bebé de forma exclusiva. Durante el puerperio tardío, la prolactina (que es la hormona encargada de promover la producción de leche) impide que se restablezca el equilibrio hormonal necesario para dar lugar a la ovulación, y para que el cuerpo reanude su funcionamiento habitual.

Será a partir de la finalización de la lactancia materna cuando se considere por terminada la que es la cuarta de las etapas del puerperio o posparto, razón por la cual algunos expertos de la salud hablan del puerperio tardío como una fase que se llega a alargar hasta 12 meses.

Comentarios