Así es el papá Tauro

Todo sobre la personalidad de los padres Tauro y su compatibilidad con los hijos.
Los padres Tauro son ideales en seguridad | iStock

Índice Ocultar

Si eres papá y eres Tauro, y quieres saber cuáles son tus virtudes, debes saber que los papás nacidos entre el 21 de abril y el 20 de mayo se caracterizan por la fortaleza, el pragmatismo y la constancia. Te contamos todos sobre el perfil paterno del signo más fuerte del zodiaco, y su compatibilidad con sus hijos en función de los astros. Presta atención: ¡Así es el papá Tauro!

Las virtudes del padre Tauro

Papá Tauro es ese que extiende siempre su robusta mano a sus hijos para ofrecerles seguridad y estabilidad, aunque tiene también otras cualidades. Descubre las principales virtudes del padre Tauro, aquello que lo hace especial y único en el mundo.

Fuerza, seguridad y estabilidad

La figura de Tauro como padre es una reproducción a imagen y semejanza de su símbolo, el toro, descargando su abrumadora complexión física sobre la firmeza de la tierra. El principal rasgo de la personalidad del padre Tauro es la estabilidad y seguridad que ofrece a sus hijos como derivada de la fuerza física y mental que lo invisten.

Aunque a veces puede parecer un padre aburrido y poco dado al intercambio emocional, Tauro afronta los cambios con determinación, y en los momentos más complicados sus hijos sienten siempre la presencia imponente de ese hombre fuerte y protector.

Tauro ayudará a sus hijos a caminar por la vida con firmeza, a utilizar la prudencia como escudo contra las amenazas externas y a conducirse a través de los valores estables.

Las ventajas del pragmatismo

El elemento tierra convierte a Tauro en una padre reacio a las aventuras y el riesgo, lo que hace de él un modelo de pragmatismo que tiene como resultado el éxito. La vida bajo su maestrazgo carece de alicientes y choca con su rigidez: son personas tozudas y tercas. Pero los hijos obtienen como recompensa reglas de conducta de gran utilizad para la vida.

Los Tauro son muy ahorradores y suelen ser capaces de amasar grandes fortunas. Los hijos de Tauro aprenderán así a formarse en un ámbito y esforzarse de forma abnegada para lograr unos resultados. Gracias al ejemplo de papá Tauro, serán personas de éxito.

A diferencia de otros signos con el mismo rasgo, Tauro es optimista y no se hunde ante las dificultades. Muy al contrario, enseña a sus hijos a mirar a la vida siempre con ilusión.

Un remanso de paz

Papá Tauro no es la alegría de la huerta ni ese típico padre con el que sus hijos se pasan los días jugando. Pero en cambio, son personas muy hogareñas que valoran ideales como la unión, la amistad y la tranquilidad, así que construirán un núcleo familiar estable y propicio para extender entrañables lazos de amor.

La influencia de Venus, planeta regente de Tauro, da forma a su carácter con un toque de sensualidad y una inclinación a los placeres que les hace ser admirados por sus hijos. Estos matices liman la aspereza de su carácter rígido y terco.

Introducen a sus hijos en el amor a la naturaleza y la sensibilidad hacia las artes estéticas como la pintura y la música. También son idealistas, y transmiten justicia y generosidad. 

Compatibilidad del papá Tauro con sus hijos

Sus lecciones de vida y su firmeza les convierte en padres ideales, aunque a veces son insoportablemente testarudos. Veamos cómo se comporta con cada uno de los signos del zodiaco y cuál es la compatibilidad del papá Tauro con sus hijos. 

Con su hijo Aries

Los hijos Aries se sienten muy atraídos por la fortaleza de Tauro, que aunque a veces sea demasiado pasivo para las actividades físicas, es capaz de aguantar el tirón cuando se lo propone. Ambos, papá Tauro y el hijo Aries, comparten una visión determinada de la vida: cuando se les mete algo entre ceja y ceja, no paran hasta conseguirlo.

La diferencia es que el hijo Aries se mueve por impulsos, y el modelo de constancia de papá Tauro puede servirle para aprender a ser metodológico. El problema es que el padre Tauro no acepta discusión a sus ideas, y el hijo Aries es rebelde y contrario a la autoridad.

El hijo Aries es feliz practicando deportes y actividades de aventura, y aunque Tauro es reacio al movimiento, ama la naturaleza, y es aquí donde deben encontrarse

Con su hijo Tauro

Las ideas de papá Tauro e hijo Tauro pueden ser armónicas, pues ambos están regidos por ideales nobles, una visión pragmática de la vida y la seguridad que ofrece la reflexión y la prudencia. El problema entre ambos surge cuando ambos piensan cosas distintas, porque en su personalidad no tiene cabida la tolerancia sino la tozudería.

Otra de las carencias de la relación entre padre Tauro e hijo Tauro es la falta de dinamismo, y corren el riesgo de que sus vidas acaben siendo demasiado planas. Sin embargo, ambos se retroalimentan de esa inagotable fuente de optimismo.

Papá Tauro sabe comprender las necesidades estéticas de su hijo y satisfacerlas: ambos disfrutarán en un buen concierto, en un museo o cualquier actividad donde admirar la belleza.

Con su hijo Géminis

Las aspiraciones de diversión que nunca tienen fin en el mundo del niño Géminis encuentran un freno insoportable en la concepción lineal de la vida del padre Tauro. En esta pareja tratan de sobrevivir dos almas opuestas: lo espontáneo, lo frívolo y lo dinámico, frente a lo pasivo, lo profundo y lo estable. ¿Cómo pueden converger ambos y entenderse?

El niño Géminis es una sugerente inspiración de modernidad que hace evolucionar los gustos tradicionales de Tauro. Además, en los momentos difíciles de la vida de Géminis, estos aprenderán a valorar la firmeza y el apoyo incondicional de su padre. 

Tauro puede imponer sus ideas fijas a los traviesos Géminis, siempre que sepa ceder en sus gustos y en sus actividades. Coincidirán en los juegos donde puedan usar el ingenio.

Con su hijo Cáncer

Un hijo Cáncer es capaz de despertar toda la ternura que habita en el alma del padre Tauro, que a su vez ofrece a sus pequeños un hogar cálido rodeado de mucho amor. Ambos se admiran: el hijo Cáncer ve en su padre un ejemplo para realizarse como persona evitando los riesgos, y papá Tauro es capaz de ver en la sensibilidad de Cáncer una gran belleza.

La dureza del carácter de papá Tauro puede ser demasiado agresiva para Cáncer, que al sentirse abrumada se encerrará en su caparazón. En cambio, la atención constante y la dulzura permitirán conocerse cada vez más hasta llegar a una gran complicidad.

Los dos disfrutarán de largas tardes viendo películas juntos o haciendo manualidades. A los dos les encanta el comer, pero papá Tauro debe corregir los hábitos alimentarios de Cáncer. 

Con su hijo Leo

El fuego introduce movimiento en la estabilidad de la tierra, que a su vez da sustento a la semilla de los prometedores proyectos del niño Leo. Por eso los papás Tauro favorecen las cualidades de sus hijos regidos por el astro Sol, que es capaz en retribución de dar luz a todo aquello de bueno que en el espíritu de Tauro permanece a la sombra.

Además, Tauro es materialista y Leo disfruta con el lujo, así que estos padres están dispuestos a satisfacer los caprichos de los hijos leones. Sin embargo, la necesidad de atención y el orgullo excesivo del niño Leo puede acabar irritando al padre Tauro.

Papá Tauro y su hijo o hija Leo disfrutarán recorriendo las tiendas a la caza del último modelo de tal o cual vestido, o admirando una buena obra de teatro o una película.

Con su hijo Virgo

En la relación entre un papá Tauro y su hijo Virgo la estabilidad es un valor indispensable: el padre da seguridad a su pequeño, que admira el sentido común y las prácticas lecciones de este. Pero Virgo tiene un rasgo que acaba con los nervios y paciencia de Tauro: su alto grado de exigencia y su insoportable sentido crítico. ¡Cómo se atreve a llevarle la contraria!

En verdad se parecen mucho más de lo que piensan: son metódicos y perfeccionistas, poco dados a soñar o a vivir en las nubes y siempre pendientes de lo material. Pero la mano dura de Tauro hiere la susceptibilidad de Virgo, que puede volverse aún más rebelde.

Los desencuentros entre Tauro y Virgo pueden solucionarse en el hogar, ámbito que los dos adoran. Se entenderán en su respeto por el orden y la limpieza.

Con su hijo Libra

Los ideales más nobles ponen en contacto los espíritus de los padres Tauro y los hijos Libra. Más allá de aquello que les aleja, ambos son reflexivos: Tauro encuentra la tranquilidad a través de la serenidad del espíritu, Libra en una altra más intelectual. El punto de encuentra es el ámbito de los principios (justicia, libertad, generosidad) y la estética.

Ambos son contemplativos y, además, comparten un mismo gusto por lo tradicional. Libra tiene ese punto diplomático que hace innecesario que Tauro saque su carácter más desagradable. Al contrario, papá Tauro ayuda a Libra a tomar decisiones con más determinación.

Los padres Tauro fomentan el espíritu creativo de Libra en las actividades contemplativas: la música y la danza se encuentra entre sus grandes aficiones.

Con su hijo Escorpio

El hijo o hija Escorpio se siente especialmente cómoda en el calor hogareño presidido por el padre Tauro. Esto llenará su casa de lujos para que Escorpio puede satisfacer su inclinación por los deseos, y de amor para dar cobijo a su alma, tan frágil y compleja. El problema es que un espíritu tan especial necesita ser comprendido, y Tauro en eso no es muy hábil.

Puede ofrecer seguridad, estabilidad, incluso afecto, pero el enigmático mundo de Escorpio es demasiado para el carácter práctico del padre Tauro. En cambio, sabe aprovechar la energía que desprende su hijo Escorpio y transmitirle a cambio su confianza en la vida.

Escorpio tiende a la melancolía y puede encerrarse en su mundo solitario, pero el padre Tauro puede enseñarle los pequeños placeres de la vida y hacerle pasar ratos divertidos.

Con su hijo Sagitario

Dos mundos muy diferentes se ponen frente al espejo cuando coinciden un padre Tauro y un hijo Sagitario. Tauro es contracción y seguridad, mientras que Sagitario es expansión y riesgo. Además, a ambos les falta habilidad empática para resolver la contradicción con emociones, y al final acaban distanciándose de una forma racional, el uno, e impulsiva, el otro.

Tauro quiere atar a su hijo a casa rodeándole de amor y caprichos, pero el hijo Sagitario se encuentra cohibido y prefiere salir al encuentro de la vida en el mundo de allá afuera. Solo ante los golpes de la vida, el arquero valorará la base de estabilidad de su papá toro.

Hay algo en el padre Tauro que le da ventaja en esta relación: es capaz de entender muy bien las necesidades de un niño. Además, ambos pueden convivir en la naturaleza.

Con su hijo Capricornio

Papá Tauro y el hijo Capricornio forman un tándem ideal, una de las mejores parejas del zodiaco. Para ellos, cualquier complejidad abstracta se reduce al mundo material, y esta es una posición muy práctica en la vida porque elimina muchas angustias. Los dos caminan con paso firme y seguro hacia objetivos realizables, y la felicidad se mide a través de la satisfacción.

Capricornio y Tauro aprenden a ser ahorradores pero con un fin, y el padre Tauro enseña al abnegado Capricornio a utilizar los éxitos para disfrutar de la vida. Capricornio puede tener momentos de tristeza que son corregidos por el vitalismo de papá Tauro. 

Tanto papá Tauro como el niño Capricornio son creativos. Podrán disfrutar de actividades que requieran de su ingenio y sus habilidades. También se apasionan con lo más simple.

Con su hijo Acuario

El mundo de Acuario necesita de autonomía, libertad y paciencia para autorealizarse. Papá Tauro necesita poner en juego su talante reflexivo y generoso, y aparcar su terquedad si quiere que la relación se conduzca de una forma armónica. Cuando aparezcan los conflictos, la nobleza que ambos atesoran logrará encontrar la paz por camino razonables.

Además, la combinación de ambos caracteres puede ser muy enriquecedora. El padre Tauro descubrirá el valor de la modernidad, una forma divertida y creativa de ver las cosas. El hijo Acuario aprenderá que sin constancia los sueños no se cumplen.

De entre todos los signos, Acuario es uno de los más tolerantes. Ambos podrán pasar ratos muy divertidos compartiendo sus opiniones acerca de una serie o un partido de fútbol.

Con su hijo Piscis

La pasión por los placeres sensoriales del padre Tauro, abierto al mundo de las emociones, puede resultar muy sugerente para los hijos Piscis, que sin embargo tienden a convertirlo en material para sus sueños mientras sus padres tratan de retenerlos en el terreno de lo real. Cuando ambos consigan coincidir en un punto medio, se llevarán de maravilla.

Entre otras cosas porque a pesar de ser muy poco dado a las aventuras, Tauro acepta siempre los mayores retos con valentía, y Piscis pondrá constantemente a prueba sus valores fijos. Siempre que los peces se sientan frustrados, sentirán lo útil que resulta la presencia de Tauro.

Las actividades que papá Tauro nunca pensó que iba a realizar se verán cumplidas junto al hijo Piscis, que se sentirá realizado con la fantasía y los sueños.

"Así es el papá Aries: Descubre sus virtudes y su compatibilidad con los hijos"