Así es el papá Leo

Todo sobre la personalidad de los padres Leo y su compatibilidad con los hijos
Papá Leo ejerce una autoridad fuerte sobre sus hijos, ofreciéndoles protección y guía | Unsplash

Los padres que nacieron entre el 23 de julio y el 22 de agosto están regidos por el Sol y el signo de Leo, portador de los valores de la lealtad y la protección. Así es el papá Leo: entusiasta, valiente y muy generoso, aunque también engreído y algo controlador. Descubre a continuación las virtudes de papá Leo y su compatibilidad con los otros signos.

  • El horóscopo del signo de Leo te está esperando aquí

Las virtudes del padre Leo

Al pertenecer al elemento fuego, Leo es un signo con mucha energía, algo que le permite dar más impulso a sus cualidades naturales. Descubre las virtudes de los padres Leo en relación con el cuidado y la educación de sus hijos.

  • Lee la predicción de Leo en inglés pinchando aquí

Lealtad y protección

Los padres nacidos bajo el signo de Leo reciben la influencia de los valores reales, que le hacen orgulloso y engreído, pero también investido de una gran nobleza. La relación con sus hijos se mide por su inquebrantable sentido de la lealtad, dispuesto siempre a correr cualquier riesgo para proteger la integridad física y moral de sus pequeños.

Leo ejerce una figura paterna de protección que otorga seguridad al niño, y le hace sentir muy apoyado en todo momento. Leo es capaz de demostrar sus emociones gracias a que es un signo expresivo, pero prefiere demostrar su fidelidad con hechos. 

Leo también busca la aprobación y la admiración, y no se conforma con ser la pieza clave de la familia, sino que necesita sentir que es el centro de atención alrededor del cual gira todo.

Pura generosidad

Los padres Leo valoran mucho el aspecto material y se sienten atraídos por el brillo y el lujo. Una de las formas de demostrar su amor hacia sus pequeños es a través de regalos: en el mundo de Leo, el afecto debe visualizarse y hacerse tangible. Por eso es habitual que llegue a casa con detalles para sus hijos, esperando siempre elogios y agradecimiento.

A los hijos de Leo les encanta sentir siempre el aliento cálido de su manto protector, así como su carácter expresivo y enérgico, pero sobre todo se sienten maravillados porque papá Leo no escatima en gastos a la hora de colmar a su camada de regalos.

Aunque el altruismo de Leo se mide en el aspecto material, en ocasiones es también de mostrar una gran generosidad en las actitudes y las emociones: comprensión y compasión.

Un guía que ilumina el camino

La regencia del Sol hace que el signo de Leo sea el más brillante del zodiaco, y eso le otorga la misión de abrir los caminos y guiar a los demás. Como padres, los nativos de Leo son expertos en alumbrar los recovecos oscuros de la vida de sus hijos cuando estos se encuentran perdidos, además de ser una inestimable fuente de optimismo en momentos tristes.

Los padres Leo se caracterizan por una gran habilidad a la hora de dar consejos, siendo su tarea pendiente tener la misma sensibilidad para consolar en el fracaso. También son personas muy competitivas que enseñan a sus hijos a cumplir sus sueños y alcanzar el éxito.

Esto refuerza su papel de padre protector, aunque cuando papá Leo siente que sus hijos no le hacen caso y no le tienen como guía rector puede estallar con gran ira. 

Compatibilidad del papá Leo con sus hijos

El padre Leo lo da todo por sus hijos y es capaz de realizar grandes sacrificios, pero a la vez quiere verse retribuido con elogios y admiración. Descubre la compatibilidad del papá Leo con sus hijos, aquello que le acerca y lo que le aleja de los otros signos.

Con su hijo Aries

Algo que caracteriza al engreído Leo es su necesidad de ser el centro de atención, y aunque es un padre independiente, tiende a invadir siempre la autonomía de sus hijos. Esa voluntad de dominar choca con la fuerte personalidad de Aries, que también es independiente y responde al autoritarismo con rebeldía. Además, ambos son puro impulso.

Los conflictos entre papá Leo y el hijo Aries se resuelven con el enérgico optimismo que ambos atesoran y su gran afición a los deportes y las actividades física. Lo que es seguro es que papá Leo y su hijo Aries nunca se aburren, y mantienen una relación muy dinámica.

Leo admira la valentía de su hijo Aries y ambos disfrutarán liberando adrenalina con deportes de riesgo. Papá Leo enseña a su hijo Aries a ser el número uno.

Con su hijo Tauro

El padre Leo tiene que adaptarse a los ritmos de su hijo Tauro y evitar ser demasiado invasivo si no quiere que este le coja manía. Tauro es pragmático y apacible, pero también inteligente y con una fuerte personalidad, así que no dudará en dar de lado a su padre Leo si se siente muy agobiado por este. El rechazo, por otro lado, hiere en lo más profundo a Leo.

Pero el hijo Tauro es en realidad la puerta a un mundo de sugerentes placeres y sensaciones que coinciden con la inclinación de Leo por el lado atractivo de la vida. Cuando Tauro se sienta triste, Leo levantará su ánimo, y ambos querrán comerse la vida a bocados.

Con su hijo Tauro el padre Leo compartirá aficiones artísticas en las que podrán contrastar sus gustos: Tauro, más refinado y tradicional, y Leo un padre siempre a la última moda.

Con su hijo Géminis

La relación entre el padre Leo con su hijo Géminis es una de las más divertidas del zodiaco, porque ambos comparten un carácter extrovertido con toques de humor y optimismo. Nunca faltan las risas en el hogar. Papá Leo se derrite con las travesuras de su pequeño Géminis, y este pone en valor la energía inagotable de la que dispone su padre Leo.

Cuando la frivolidad y la temeridad de Géminis le lleven a cometer errores y a sentirse perdido, aparecerá la lealtad de papá Leo y su disposición a cualquier sacrificio por la felicidad de su pequeño. Eso es lo que quiere Géminis, una protección activa y valiente.

El hijo Géminis es ideal para activar el ingenio y la creatividad de Leo, que a veces quedan eclipsadas por su arrojo. Papá leo y su hijo Géminis se retan en juegos mentales.

Con su hijo Cáncer

Los hijos Cáncer se presentan como un desafío muy interesante para los padres Leo, un reto que asumen con mucha ilusión y que ven como una posibilidad de evolución en su persona. Estos pequeños transmiten mucha energía que se canaliza no a través de la acción sino de las emociones, y el padre Leo aprende así a entender mejor su mundo interior.

Los niños Cáncer tienen momentos de euforia en los que disfrutará de actividades divertidas con su padre Leo, pero en los momentos en los que se sienta triste y melancólico papá Leo tendrá que salir al rescate. Leo tiene que evitar ejercer una autoridad muy agresiva.

Cáncer agradece a papá Leo el estar siempre ahí, pero además requiere que este comparta momentos de juegos de mesa en los que ambos puedan compenetrar mejor.

Con su hijo Leo

La acción es el nexo entre padre Leo y el hijo Leo, y con tanta energía desbordante es posible que ambos olviden la importancia de las emociones. Papá Leo tiene que recordar que además de apoyar a su pequeño y mostrarle su fidelidad, este necesita desarrollar sus sentimientos: entonces tiene que mostrar sus habilidades como guía luminoso.

Para el hijo Leo, el padre Leo es una inspiración y un modelo para llegar a ser el número uno. Pero este requiere tanta atención que su padre siente amenazado su protagonismo. Ambos tienen que aprender a ceder y a respetar su espacio de independencia.

Papá Leo y el hijo Leo disfrutarán yendo de compras juntos, participando en competiciones y poniendo a prueba sus límites. Su relación es una mezcla de admiración y recelo.

Con su hijo Virgo

Los hijos Virgo reciben con buen gusto la calidez de papá Leo, y todas las virtudes que este puede ofrecer a su pequeño son aprovechadas al máximo con una mezcla de pragmatismo y admiración. Pero el espíritu de Virgo es profundamente independiente y ante el autoritarismo de Leo nace una desconfianza difícil de corregir.

Papá Leo tiene que ser inteligente y analizar las necesidades de su hijo Virgo. Este es muy ordenado y maduro para su edad, y lo que necesita más que consejos y críticas es impulso, valor y confianza para acometer sus objetivos y llegar a la perfección.

Los juegos de competición pueden dar lugar a envidias y falta de confianza, y es mejor que papá Leo y su hijo Virgo hagan actividades lúdicas como ir al cine o jugar en equipo.

Con su hijo Libra

El mayor valor que papá Leo puede aportar a sus hijos Libra es convertirles en personas más decididas en la vida. Su carácter impulsivo, su coraje ante los peligros y su capacidad de guiar a los demás pueden corregir la indecisión perpetua en la que vive Libra, su temor y sus reservas, y sacar las mejores cualidades que atesora dentro de sí.

Cuando esto suceda, papá Leo se sentirá orgulloso de tener un hijo tan equilibrado y guiado por unos valores tan nobles. El hijo Libra enseñará a Leo a ser más refinado, y le hará sentir el papá más feliz del mundo gracias a la adulación que le demuestra.

Papá Leo tiene que ayudar a su hijo Libra a hacer los deberes, a concentrarse en sus tareas y a confiar en su mismo para llegar allá donde se propone.

Con su hijo Escorpio

Los hijos Escorpio emergen en la vida de papá Leo como una sugerente incógnita que tendrán que descifrar con mucha paciencia y mucho esfuerzo. Por una parte, eso resulta intrigante para papá Leo, que no se rendirá ante las adversidades y se sentirá empujado a comprender las necesidades de un ser tan entrañable y tan especial.

Por otra parte, sin embargo, esta relación papá Leo-hijo Escorpio requiere que estos padres asuman una actitud tolerante y respetuosa. Pueden ayudar a sus hijos a salir de su caparazón y dar lo mejor de sí ante el resto del mundo, siempre que no ejerzan su despotismo.

Papá Leo trata de llevar siempre a Escorpio al exterior, pero tiene que entender que donde mejor conectarán es con las actividades compartidas en el calor del hogar.

Con su hijo Sagitario

A priori, papá Leo y su hijo Sagitario tienen muchas cosas en común que convierten su relación en algo muy prometedor. Sin embargo, Leo necesita la admiración de sus hijos y sentirse dominante en la relación, mientras que Sagitario va a la suya y no concede elogios gratis. Los hijos Sagitario rechazan cualquier intromisión a su independencia.

Sin embargo, Leo admira el arrojo de su hijo Sagitario, aunque este es muy temerario y siempre aparece el momento en que este fracasa y necesita la protección de su padre. La relación entre papá Leo y Sagitario debe estar reforzada con comprensión y generosidad.

Los dos son impulsivos y expansivos, así que mientras que en el hogar suelen aparecer los conflictos, al aire libre forman un equipo imparable.

Con su hijo Capricornio

Los hijos Capricornio y los padres Leo coinciden en su fijación por el aspecto material. Al niño Capricornio le encanta que su padre le colme de regalos y no se corte a la hora de darle dinero cuando lo necesita. Ambos son también muy trabajadores: Leo no escatima en esfuerzos para hacer feliz a su hijo, y admira también el pragmatismo de Capricornio.

El optimismo radical de Leo y su vitalidad matizan el tono triste y melancólico de Capricornio, y le muestran que además del trabajo y el éxito, hay espacio para la diversión y los placeres. Los dos forman un equipo increíble para alcanzar éxito y felicidad.

Los padres Leo y los hijos Capricornio comparten la afición por el senderismo, y conectarán mejor respirando el aire puro de la montaña.  

Con su hijo Acuario

La rebeldía de los niños Acuario son el gran miedo de los padres Leo, que no toleran que nadie haga sombra a su autoridad. A la hora de fijar límites, los padres Leo tienen que hacer valer su generosidad y entender que Acuario es inteligente y maduro, pero necesita sus ritmos. Este tiene que demostrar a su padre Leo su afecto y admiración.

Leo tiene que imponer su autoridad a través de razonamientos lógicos y no con gritos y aspavientos, y mucho menos castigos. La diplomacia y la mano izquierda conseguirá que Acuario se sienta respetado y se someta a los principios rectores de su padre.

Acuario es un atleta nato, así que papá Leo será ideal para introducirle en la práctica del deporte e inculcarle una mentalidad ganadora.

Con su hijo Piscis

Si el padre Leo quiere establecer una relación de complicidad y respeto con su hijo Piscis, tiene que hacer valer la nobleza que alberga su corazón. La abstracción de los hijos Piscis pueden resultar extraños para un signo tan impulsivo, pero si aprende a respetar sus ritmos descubrirá un maravilloso mundo de fantasía que reforzará su optimismo vital.

Ambos miran a la vida con una sonrisa, aunque el hijo Piscis vive preso de los miedos. Papá Leo tiene que ejercer una autoridad amable en la que muestre siempre la lealtad y la fortaleza con la que el pequeño se sienta seguro. Piscis hará sentir a su padre muy querido.

El hijo Piscis incentiva la creatividad de su padre, por ejemplo decorando el hogar. Leo hace que Piscis se active y realice actividades que la apasionan, como ir en bici o nadar.

"Así es el papá Cáncer: todas sus virtudes y su compatibilidad" "Así es el papá Géminis: Te lo contamos todo de sus virtudes y su compatibilidad"