Así es el papá Géminis

Todo sobre la personalidad de los padres Géminis y su compatibilidad con los hijos.
Así es el papá Géminis: divertido, lleno de vitalidad y con una buena dosis de optimismo | Unsplash

Índice Ocultar

Los padres nacidos entre el 22 de mayo y el 21 de junio están bendecidos con las virtudes de la comunicación y el intercambio de ideas de Mercurio. Así es el papá Géminis: extrovertido y con mucho sentido del humor, dotado de optimismo, comunicativo y con mucha vitalidad, pero también algo frívolo y manipulador. Estas son las virtudes de papá Géminis y su compatibilidad.

Las virtudes del padre Géminis

Los padres Géminis suelen tener una gran conexión con sus hijos gracias a la gran vitalidad que irradia el signo de los gemelos y a su propia naturaleza infantil, traviesa y juguetona. Estas son las principales virtudes del padre Géminis.

Un espíritu comunicativo

Los padres Géminis, regidos por el planeta Mercurio, que representa la comunicación, son hábiles con el intercambio de ideas y la diplomacia negociadora. Eso es una ventaja a la hora de educar a sus hijos, pues ante el surgimiento de conflictos tratan siempre de resolver las discusiones de forma diplomática y de la forma menos traumática.

Esto tiene otra cara de la moneda, y es que los Géminis suelen ser manipuladores y grandes fabricadores de artimañas para salirse con la suya. Las relaciones entre padres Géminis y sus hijos no son autoritarias, pero siempre sale ganando papá.

Los hijos, además, adoran a los padres Géminis porque ante cualquier problema sienten la confianza de poder contarlo siempre a sus padres, que además tienen un espíritu juvenil.

Un gran sentido del humor

Las jornadas de diversión están aseguradas cuando en la casa hay un padre Géminis, porque además de ejercer siempre su papel paterno saben como distensar la situación y hacer reír a los pequeños. A Géminis le encantan los juegos, y le encanta sentirse como un niño, así que tiene una relación directa y sincera con sus hijos, sobre todo cuando son pequeños.

Esto se refleja también en el optimismo desbordante de los Géminis, que llenan la vida de sus hijos de perspectivas llenas de ilusión y esperanza hacia la vida. Ante los grandes problemas que surgen, los hijos de Géminis se sienten iluminados por papá.

El carácter dinámico y el sentido del humor de papá Géminis son una gran fuente de vitalidad, sobre todo para aquellos niños más tristes y melancólicos.

Una mente inteligente e ingeniosa

Para los hijos de un padre Géminis, la vida se convierte en un estímulo constante para ejercitar las habilidades mentales. En los ratos libra, Géminis desafía a sus peques con juegos de ingenio y pruebas mentales que les acostumbra a pensar. Como signo de aire es muy inteligente, y uno de los signos más ingeniosos y creativos del horóscopo.

En las tareas más básicas del día a día, y en algunas cuestiones de orden y disciplina, papá Géminis es un desastre. Pero en cambio es una figura paterna muy sugerente con la que se puede establecer una conexión intelectual muy provechosa.

Es el típico padre que hace los deberes con sus hijos y les enseña a resolver los problemas utilizando la lógica. Además es muy pedagógico y siempre tira de humor.

Compatibilidad del papá Géminis con sus hijos

Aunque a veces resulta una suerte tener a un padre Géminis con el que poder reírse de todo, en algunos aspectos resulta demasiado frívolo. Veamos cómo se comporta con cada uno de los signos del zodiaco y cuál es la compatibilidad del papá Géminis con sus hijos. 

Con su hijo Aries

Los niños Aries viven su vida a través del impulso, y requieren grandes reservas de energía por parte de sus papás. Por eso los hijos Aries que tienen un papá Géminis se encuentran con la horma de su zapato, un hombre fuerte, vital y enérgico con el que puede practicar deportes y otro tipo de actividades físicas y mentales sin cansarse.

Además, Aries rechaza cualquier autoridad que limite su autonomía, y en eso Géminis tiene la manga ancha. Géminis domesticará a su hijo Aries a través de la lógica y la inteligencia, y le enseñará grandes lecciones para poner algo de pausa a su impulso.

En esta combinación, padre e hijo son muy aficionados a los deportes, pero este papá regido por Mercurio también introducirá a los pequeños Aries en el uso de la mente.

Con su hijo Tauro

Los niños Tauro suelen ser muy sensibles, aunque también pragmático y racionales. Por eso, para un carácter como el de papá Géminis, desenfadado y superficial, es siempre complicado detectar cuándo estos niños necesitan comprensión y afecto. Si papá Géminis no utiliza sus habilidades comunicativas, ambos corren el riesgo de distanciarse.

En cambio, el intercambio de ideas y aficiones resulta muy sugerente en esta pareja. El niño Tauro descubre un mundo refinado y placentero a Géminis, que a su vez despierta a su hijo de la melancolía cuando este se siente triste y desanimado.

Papá Géminis y el niño Tauro pueden disfrutar como dos buenos amigos en un concierto, en una obra de teatro o en el cine. 

Con su hijo Géminis

La combinación de un papá Géminis con un niño Géminis es siempre una garantía de éxito en cuanto a la sensación de felicidad y realización. No faltarán las risas, la complicidad y la comunicación: el hijo Géminis le cuenta siempre sus problemas a su padre Géminis, y siempre están de broma, con un fino sentido del humor que solo ellos comprenden.

Pero en cambio, ambos son un desastre a la hora de organizarse y tener más disciplina. Falta algo de mano dura en la educación del niño Géminis, pero aunque éste intente manipular a su padre al final ambos acabarán llegando a soluciones lógicas y racionales.

Ambos compartirán largas horas de conversaciones y juegos de mesa donde lo que importa es ganar con el máximo ingenio. También disfrutarán con las actividades deportivas.

Con su hijo Cáncer

Un padre Géminis es exactamente lo que necesita el hijo Cáncer para comerse la vida a bocados. Su carácter triste y melancólico, tendiente a la pasividad, encuentran el el espíritu de Géminis un estímulo para levantarse del sofá y tomar una actitud más resuelta. Cuando se encuentre falto de ánimos, papá Géminis le dibujará una sonrisa de gran valor.

Claro que a veces lo que Cáncer busca en su padre es protección, y no chistes. En este caso, Géminis aprenderá a profundizar en los sentimientos para poder canalizarlos gracias a sus cualidades comunicativas. Así ambos conectarán en lo más esencial.

Cáncer es muy emocional, pero también muy inteligente, y representa una gran conexión con la memoria y el pasado, algo que ayudará a Géminis a abandonar el eterno presente. 

Con su hijo Leo

Los niños del signo de Leo, necesitados de una atención permanente, pueden encontrar en el genial e imaginativo padre Géminis un gran competidor a la hora de atraer a los demás. Pero Géminis no es nada invasivo ni autoritario, y sabrá ceder su espacio a Leo cuando este lo requiera. Así, más relajados, los dos podrán intercambiar sus grandes virtudes.

El hijo Leo resulta muy inspirador para el ingenio de Géminis, así que el padre admira a su hijo, a su creatividad y a su originalidad a la hora de ir siempre a la última. Ambos son puro nervio, que pueden compaginar si desarrollan una cualidad en común: la generosidad.

Géminis y Leo son estímulo mutuo de luz y de color: nunca se aburrirán y pasarán divertidas tardes coloreando o haciendo construcciones con cualquier cosa.

Con su hijo Virgo

Es difícil que papá Géminis tenga la paciencia suficiente como para tolerar la exigencia de Virgo, su arrogancia y su crítica mordaz. El mundo caótico y desenfadado de Géminis contrasta demasiado con el orden y la disciplina de Virgo. Pero los dos disponen de mentes privilegiadas, y en el ámbito de lo intelectual pueden conectar perfectamente.

Además, tanto el uno como el otro son grandes comunicadores a los que se les da bien expresar lo que sienten. Eso sí, papá Géminis tiene que dar a Virgo toda la confianza para que el niño se sienta seguro y pueda desarrollar su personalidad.

Haciendo las tareas del hogar, papá Géminis es un desastre, pero su carácter divertido puede hacer que ambos formen un equipo complementario con el mocho en la mano.

Con su hijo Libra

En el universo idealista y diplomático de Libra, el papá Géminis resulta un exceso de frivolidad: sencillamente, el niño Libra no entiende que su padre Géminis se tome la vida tan a la fresca. Cuando este ponga algo de cordura y le demuestra al pequeño Libra que en los momentos difíciles siempre está ahí, se ganará su respeto y admiración.

Libra es un signo dócil y fácil de llevar, aunque también muy listo, así que si Géminis trata de enredar continuamente a su hijo al final este acabará perdiendo la confianza. Libra puede enseñar a su padre Géminis a conducirse con valores nobles y honestidad.

Lo más útil en esta relación es que Géminis puede dar al carácter de Libra más decisión. Esta también refinará los gustos de Géminis y le introducirá en el placer por las artes.

Con su hijo Escorpio

El enigma que entraña la personalidad de Escorpio es una tarea titánica para alguien poco acostumbrado al esfuerzo como Géminis. Pero a la vez, el dinamismo de papá Géminis ayuda al niño Escorpio a tener la mente siempre ocupada y no deprimirse con sus cavilaciones. Papá Géminis y su optimismo radical son un salvavidas para el taciturno Escorpio.

Cuando el niño Escorpio se sienta traicionado o poco comprendido por su padre Géminis, se encerrará en su caparazón y no habrá nada que hacer. Pero si Géminis tira de sus habilidades empáticas y comunicativas, logrará ser el mejor amigo para su hijo.

Ambos son amantes de los misterios por resolver, así que disfrutarán con juegos detectivescos, películas de crímenes y acertijos en general. 

Con su hijo Sagitario

En la combinación Géminis-Sagitario hay siempre una carencia de afectividad que se resuelve con el propio dinamismo de ambas personalidades. Los dos son extrovertidos y tienden a la expansión, así que congeniarán de maravilla: Sagitario es un espíritu libre a quien seduce el optimismo de Géminis, y este admira la independencia de su hijo.

Ante las dificultades que se presenten. Sagitario aprenderá a confiar más en su padre y a explicarle sus problemas, aunque no siempre las soluciones que este ofrezca sean las más útiles. La relativización tiende a convertirse en pragmatismo y realización.

Sagitario llevará a su padre Géminis a realizar aventuras, exploraciones y viajes que le descubrirán un nuevo mundo lleno de pasión y adrenalina. 

Con su hijo Capricornio

Los niños regidos por Saturno muestran a Géminis un mundo que no entra dentro de sus esquemas, una forma de vida en la que no importa cuan duro sea un trabajo para poner todo el esfuerzo hasta su definitiva resolución. Para papá Géminis, la vida es un divertimento y cuando algo es demasiado obtuso o aburrido, simplemente se deja de lado.

Capricornio enseñará a su padre a ser más responsable y metódico con las cosas serias de la vida, y papá Géminis mostrará a su hijo Capricornio el valor de las relaciones sociales y relativizar los problemas. El camino que ambos recorren es complementario.

Para ambos, el uso de la lógica en las actividades diarias les da seguridad. Pueden disfrutar juntos de cualquier actividad que requiera cálculo y agilidad mental.

Con su hijo Acuario

Los hijos Acuario son muy admirados por papá Géminis, tanto por su originalidad como por su independencia. Lástima que ambos sean tan autónomos e independientes: si no hay una figura emocional en casa que les ayude a conectar ambos mundos, la distancia puede ser demasiado rígida. Más allá de eso, Acuario disfrutará mucho con el carácter divertido de papá Géminis.

El niño Acuario despertará en el alma de papá Géminis unos valores y actitudes que hasta el momento le parecían demasiado solemnes. La justicia, el honor, el atruismo y el humanismo se presentan ahora como el envoltorio perfecto del humor de Géminis.

Con los años, Acuario puede incluso demostrar una mayor madurez en muchos aspectos que su padre Géminis. Ambos comparten algunas aficiones como los retos mentales y los viajes.

Con su hijo Piscis

Para alguien tan travieso y juguetón como Géminis, el universo mágico y fantástico de Piscis es un cielo abierto que le invita a volver a su infancia. A su vez, papá Géminis le resulta a Piscis entrañablemente divertido, y admira su capacidad de huir de los problemas con tanta alegría: aprenderá a no hundirse en la tristeza y a sonreír ante los problemas.

Pero Géminis tiene también la tarea de enseñar a su hijo Piscis a no huir permanentemente de los problemas y las responsabilidades, sino tomar una actitud más valiente y resuelta. Las emociones y la inteligencia se cruzan de una forma armónica y productiva.

El mundo de los trucos de magia y las representaciones teatrales son ejemplos de actividades que pueden conectar los gustos de papá Géminis y el hijo Piscis.

"Así es el papá Tauro: Descubre todas sus virtudes y su compatibilidad" "Así es el papá Aries: Descubre sus virtudes y su compatibilidad con los hijos"