Así es el papá Capricornio

Todo sobre la personalidad de los padres Capricornio y su compatibilidad con los hijos.
Los padres Capricornio son muy sacrificados y tienen una gran capacidad de concentración | Unsplash

Los padres Capricornio tienen un especial sentido de la responsabilidad, son muy esforzados y enseñan a sus hijos el camino del éxito por medio del trabajo. Si eres padre, o vas a serlo, y naciste entre el 22 de diciembre y el 19 de enero, debes saber que así es el papá Capricornio: serios y cerebrales, realistas y con los pies en la tierra. Descubre sus virtudes.

Las virtudes del padre Capricornio

Los padres Capricornio tienen como prioridad el sustento material de sus hijos, y eso a veces les lleva a desatender el ámbito afectivo. Descubre las virtudes de los padres Capricornio en relación con el cuidado y la educación de sus hijos.

Los padres más sacrificados

Tanto en la etapa del embarazo como en el crecimiento del niño, el padre Capricornio es capaz de demostrar una gran fuerza de voluntad para resolver todos los problemas y asegurar que al niño no le falta de nada. A veces, los hijos de Capricornio sienten la falta de amor y afecto, pero se ven recompensados por un entorno seguro y estable.

Capricornio es uno de los signos de tierra, y por lo tanto trata siempre de razonarlo todo. No se deja llevar por las emociones, ni se pierde construyendo castillos en el aire. Ante los conflictos, es un padre muy razonable con el que se puede llegar a una negociación.

Papá Capricornio ejerce una autoridad severa basada en el respeto a la jerarquía, y sus hijos lo ven como un hombre de grandes principios que predica con el ejemplo. 

La virtud de la responsabilidad

La personalidad de los padres Capricornio, marcada por la regencia de Saturno, se basa en un gran sentido de la responsabilidad. Son personas con una gran fuerza de voluntad y con una gran capacidad de concentración, lo cual los convierte en los mejores trabajadores del zodiaco. Cuando se fijan un objetivo, no descansan hasta conseguirlo.

Con la paternidad, los padres Capricornio asumen la responsabilidad de asegurar el sustento material de la familia y puede pasar horas y horas en el trabajo para conseguirlo. A veces desatienden el lado afectivo, pues su prioridad es el progreso y la riqueza del pequeño.

Son padres muy estrictos en cuanto a la educación, y transmiten a sus hijos las virtudes del trabajo y el sacrificio, así como la prudencia y la responsabilidad en todas sus acciones.

Cariñosos y con sentido del humor

Los padres Capricornio pasan la mayor parte de su tiempo en el trabajo, porque su obsesión es lograr una buena base material para su familia. Eso le lleva a pasar muchas horas fuera de casa y desatender la vertiente familiar. Pero por otra parte, Capricornio encuentra en el hogar su refugio ideal ante los problemas del trabajo y el estrés.

Por eso, aunque parezca contradictorio, Capricornio es un ser muy hogareño y las horas que puede dedicar a su familia intenta dar todo su afecto. En esos momentos entrañables de conexión con sus hijos, papá Capricornio demuestra un gran sentido del humor.

Los padres Capricornio pueden parecer ausentes la mayor parte del tiempo y recuperar, en sólo unas horas, toda la pasión en la relación con sus hijos con ternura y amor. 

Compatibilidad del papá Capricornio con sus hijos

Los padres Capricornio son fieles y leales a sus hijos, y siempre están ahí cuando su pequeño le necesita, aunque a veces puede parecer distante y autoritario. Descubre la compatibilidad del papá Capricornio con sus hijos, aquello que le acerca y lo que le aleja de los otros signos.

Con su hijo Aries

Aries es un diamante en bruto capaz de conseguir siempre lo que se propone, y este es el gran objetivo de papá Capricornio, lograr que su hijo Aries alcance reconocimiento y prestigio. Pero para alcanzar la cima, Aries necesita la fuerza del impulso y el optimismo de la acción, lanzarse a la aventura sin pensar demasiado y con gran espacio de autonomía.

Papá Capricornio debe respetar la forma que Aries tiene de llegar a sus objetivos. Los consejos serán siempre bienvenidos, pero la imposición supone un freno a las aspiraciones de su hijo. Aries desarrollará el espíritu creativo de Capricornio, y le enseñará otra forma de vivir.

A cambio, el ejemplo de papá Capricornio será muy útil para que el pequeño Aries aprenda el valor de la prudencia. Las artes marciales gustan ambos, porque combinan disciplina, concentración y paciencia

Con su hijo Tauro

La conexión de papá Capricornio con su hijo Tauro es completa. No solo porque ambos, como signos de tierra, tengan una tendencia a la estabilidad, la tradición y el inmovilismo, sino también porque Capricornio tiene un gran talento para la música y Tauro es un signo de una gran sensibilidad que puede fluir con gran naturalidad.

El punto de desencuentro puede ser la intransigencia de los niños Tauro, acostumbrados a hacer las cosas como ellos creen y poco inclinados a la autoridad. Además, Tauro es menos ambicioso que Capricornio, que intentará hacer de su hijo una persona de éxito.

Los niños Tauro, por otro lado, quieren disfrutar de los pequeños placeres de la vida, algo que contrasta con el carácter abnegado de Capricornio. El senderismo logrará conectarlos a ambos.

Con su hijo Géminis

La relación de los padres Capricornio con su hijo Géminis pone a prueba su paciencia y sus límites. El niño Géminis tiene una visión despreocupada de la vida, se lo toma todo con mucha frivolidad, tiene cero capacidad de concentración, y lejos de perseguir sus objetivos hasta el final, cambia de actividad a la mínima, cuando se siente cansado y aburrido.

El niño Géminis ve la seriedad de su padre como una perspectiva demasiado aburrida de la vida. No queda más camino que la tolerancia mutua para entenderse. Capricornio tiene que ser inteligente y ser menos autoritario, incentivando aquello que puede llevar a Géminis al éxito.

Géminis es un gran comunicador y tiene muchas virtudes, que su padre Capricornio, siempre con mentalidad para los negocios, intentará reforzar en sus actividades diarias.

Con su hijo Cáncer

Los niños regidos por la Luna desarrollan una personalidad demasiado emocional para el retraído papá Capricornio, que intenta transmitir a sus hijos el cumplimiento de sus obligaciones sin prestar atención a sus necesidades afectivas. Los niños Cáncer prefieren un papá cariñoso y atento en vez de una figura autoritaria que pasa la mayor parte del tiempo fuera de casa.

Pero Capricornio, aunque incapacitado para los sentimientos, demuestra a su modo el amor hacia su hijo Cáncer ofreciendo la protección que garantiza su estabilidad material. Cáncer sabe que nunca le faltará de nada, y esto apacigua todos sus miedos.

Cuando puede pasar tiempo con su hijo Cáncer, papá Capricornio se divierte con los retos mentales, crucigramas, acertijos y otras actividades que ponen a prueba su inegnio.

Con su hijo Leo

Capricornio lo tiene difícil si quiere imponer unas normas muy estrictas para la conducta de su pequeño Leo, pues este tiende a ser una persona muy autosuficiente. Además, papá intenta siempre aparentar de cara a la imagen pública, siendo un referente social, y eso choca con el insaciable afán de protagonismo de su hijo Leo.

Pero el Sol da a Leo un brillo especial y gran potencial para ser el número uno, algo que de por sí atrae a papá Capricornio. Además, Leo tiene una visión moderna y sugerente de la vida que ayuda a romper la monotonía habitual del mundo tradicional de Capricornio.

Una visita al zoológico, una actividad en el campo o un paseo por las calles mirando los aparadores de las tiendas serán actividades que unirán ambos mundos. 

Con su hijo Virgo

Papá Capricornio admira la cordura con la que se desenvuelve en la vida su hijo Virgo, que ya desde muy pequeño lo basa todo en el orden, la planificación y la disciplina. Además, es un signo con una gran capacidad de esfuerzo y concentración, al que le gusta mucho el trabajo y que es capaz de hacer las cosas las veces que hace falta hasta que salgan bien.

Los dos se retroalimentan con su natural perfeccionismo y un gran nivel de exigencia. Pero esta relación tiene unas evidentes carencias de afecto que puede convertir al niño en una persona de miras demasiado estrechas. Hay que cultivar el amor y los valores emocionales.

Capricornio pasará muchas horas en el trabajo, pero tiene que encontrar sus momentos para hacer los deberes con su pequeño Virgo. Los dos disfrutan con la limpieza del hogar.

Con su hijo Libra

Con su hijo Libra, papá Capricornio aprenderá una gran lección de vida: al éxito se llega por caminos muy diferentes. Aunque intente inculcar los valores del trabajo y la responsabilidad, los niños Libra son muy especiales y pueden lograr la excelencia desarrollando sus propias estrategias. El reto de papá Capricornio, en este sentido, es la tolerancia.

Libra es un signo diplomático y agradecido, que se enternece ante los sacrificios de su padre, pero echa de menos las muestras de afecto. El pequeño Libra ayudará a su padre a actuar con más espontaneidad, y a cambio respetará de forma estricta su ascendente y su autoridad.   

Acostumbrado a cultivar lo material, papá Capricornio se verá introducido por el niño Libra en el cultivo del mundo espiritual, con actividades de relajación y meditación ideales para su estrés.

Con su hijo Escorpio

La sensatez de Capricornio atrae a su hijo Escorpio cuando este se conduce por los cauces de la intuición y la inteligencia. Sin embargo, resulta demasiado pasivo y previsible para todo el caudal de energía que atesora el escorpión. Será entonces cuando papá deberá tirar de su gen competitivo para atraer la atención de su hijo Escorpio y estimular su intensidad.

Los padres Capricornios, preocupados por la imagen social, exigen que sus hijos sean los mejores en todo y alcancen prestigio y reconocimiento, estimulando así el carácter ganador de los Escorpio, que a su vez valor la estabilidad y seguridad que ofrece el signo de Saturno.

Las actividades que gustan a los niños Escorpio resultan demasiado complejas y misteriosas para papá Capricornio, que sin embargo ofrece una gran inteligencia para sus juegos.

Con su hijo Sagitario

Papá Capricornio pasa muchas horas fuera de casa y el niño Sagitario está encantado porque eso le da más libertad para hacer lo que le da la gana, que es como más feliz se encuentra. Pero cuando Capricornio impone a su hijo Sagitario su visión prudente y moderada de la vida, Sagitario se declarará en rebeldía e intentará desafiar su autoridad.

Pero el pequeño Sagitario valora tanto como su padre la virtud del éxito, y aprenderá a su lado a fortalecer su carácter competitivo y manejar una metodología para alcanzar sus objetivos con esfuerzo y disciplina. El niño Sagitario ayudará a su padre a abrirse más a los demás.

Además, Sagitario supone un estímulo físico para Capricornio, que descubrirá, haciendo deporte con su hijo, que dispone de un gran potencial.  

Con su hijo Capricornio

La relación de papá Capricornio con su hijo Capricornio se basa en la responsabilidad. El niño acepta la autoridad de papá porque lleva en su interior los códigos de la jerarquía, y se siente feliz con la seguridad que su papá todoterreno le garantiza. No le importa que papi se quede haciendo horas extra en el trabajo, si a cambio se siente protegido.

El niño Capricornio adora recibir de su padre regalos que ha comprado con su esfuerzo, pero valora también su capacidad de ahorro. Además, su papá admira la gran madurez que demuestra de forma precoz en la prudencia con la que afronta cada uno de sus actos.

Los dos pueden conectar de maravilla su talento por la música, los juegos que requieren paciencia y estrategia como el ajedrez, y actividades hogareñas como la lectura y la televisión. 

Con su hijo Acuario

El niño Acuario y papá Capricornio comparten su reserva ante los retos cotidianos de la vida, pero en el fondo los acuarianos creen que todo puede transformarse a través de una gran revolución, mientras que los caprinos llevan en su ADN el valor de la estabilidad y el inmovilismo. Cuando el niño Acuario se rebela, Capricornio puede reaccionar con dureza.

Ante los conflictos, sin embargo, la racionalidad de Capricornio lleva a Acuario por el camino de la nobleza y honestidad que invisten su ser interior. Papá Capricornio marca a su hijo Acuario el camino hacia el éxito respetando su idiosincrasia y su autonomía.

Papá Capricornio es ahorrador y materialista, mientras que el niño Acuario es idealista y altruista. Una actividad que les une es descubrir nuevos mundos en espacios abiertos.

Con su hijo Piscis

La llegada al mundo de un bebé Piscis supone todo un desafío para los papás Capricornio, que tendrán que abrirse al mundo de las emociones lo quieran o no. Su pequeño es un ser de una gran sensibilidad, para el cual tener muchos juguetes y recibir muchos regalos no supone nada especial, y en cambio valor muchos los besos y los abrazos de papá.

Los padres Capricornio tienen que cambiar el orden de sus prioridades, pasar menos horas en el trabajo y estar más presentes en la educación de sus hijos. Así, el niño Piscis valora mucho más a su papá Capricornio como hombre responsable y protector capaz de todo.

Los padres Capricornio y sus hijos Piscis son capaces de entablar una gran relación haciendo actividades domésticas como la decoración, cocina o manualidades.

"Descubre las virtudes de papá Sagitario y su compatibilidad con otros signos" "Descubre todas las virtudes de papá Escorpio y su compatibilidad con otros signos"