Así es el papá Aries

Todo sobre la personalidad de los padres Aries y su compatibilidad con los hijos.
Así es el papá Aries: inspirador, ganador y con una fuente de energía inagotable | Unsplash

Índice Ocultar

Los papás nacidos entre el 21 de marzo y el 20 de abril poseen todas las cualidades de la regencia de Marte. En este post te contamos cómo es el papá Aries: valiente, con una fuente de energía inagotable y un ejemplo para que sus hijos se conviertan en unos líderes. Descubre su personalidad y su compatibilidad… ¡Así es el papá Aries!

Las virtudes del padre Aries

El alma creativa de Aries y su personalidad activa hace que sean personas muy dinámicas y esto crea un modelo a seguir para sus hijos. Descubre las principales virtudes del padre Aries, aquello que lo hace especial y único en el mundo.

Un líder nato

La regencia de Marte otorga a Aries los rasgos de competición y liderazgo, que combinados con el elemento fuego, portador de la acción y el ímpetu, lo hacen un ganador. Por eso los padres Aries quieren ser los mejores en todo, y lo logran, generando en los que están a su alrededor, y en especial sus hijos, un aura de admiración.

En algunas ocasiones, este liderazgo se convierte en arrogancia y una gran exigencia con los demás. Los padres Aries son un modelo a seguir para convertirse en el número uno, pero al mismo tiempo transmiten a los demás esa rígida dualidad entre éxito y fracaso.

La excesiva competitividad puede transmitir a sus hijos un complejo de inferioridad y la sensación de que todo aquello que no sea ganar supone perder, y una humillación.

Una fuente inagotable de energía

Además de una mentalidad ganadora, los papás Aries disponen de las mejores condiciones físicas de todo el zodiaco: tienen, por naturaleza, un físico envidiable, que combina la belleza con la fuerza y la agilidad. Por eso atesoran una fuente inagotable de energía que los hace ideales para cuidar de los hijos en los primeros años de vida.

Aries es capaz de pasar las noches en vela cuidando de su bebé y tener energía durante el día para ir al trabajo o seguir cuidando de los peques. Cuando su mamá se encuentre agotada, él tomará el relevo sin rechistar, pues es un padre fuerte, enérgico y generoso.

Todo tiene su parte buena y su parte mala, y en el debe del papá Aries tenemos que registrar su poca habilidad en el ámbito afectivo. Son padres poco dados al afecto y la empatía.

Coraje e inspiración

La personalidad del padre Aries se caracteriza por el impulso que le da el elemento fuego. Eso hace que no sean personas especialmente reflexivas, y suelen actuar sin medir los riesgos de sus acciones. Esto puede parecer una desventaja, pero les convierte en padres muy valientes capaces de proteger a sus hijos en cualquier situación, por peligrosa que parezca.

Además son personas muy creativas y son capaces de poner todo su talento al servicio de una obra o un objetivo sin prestar demasiada atención a la opinión de los demás. Esta autonomía les hace especiales y toda una inspiración para los hijos.

La fuerte personalidad de Aries puede resultar chocante, algunas veces, para sus hijos, pero sus virtudes son siempre un estímulo para los niños tímidos y temerosos.

Compatibilidad del papá Aries con sus hijos

Aries aspira a la perfección y tiende a menospreciar las medias tintas y la cobardía. Veamos cómo se comporta con cada uno de los signos del zodiaco y cuál es la compatibilidad del papá Aries con sus hijos. 

Con su hijo Aries

El estímulo constante forma parte de la relación entre estos ganadores natos. Cuando al hijo Aries le fallan las fuerzas, papá Aries está ahí para seguir estimulando sus capacidades. El problema está en que ambos quieren ser el número uno, y a veces solo uno puede serlo, por lo que el fracaso puede ser procesado en forma de envidias y complejos.

En el día a día tienen que esforzarse por profundizar en las emociones y ver la vida más allá de los resultados y los objetivos. La creatividad es un buen punto de conexión a través del cual pueden explorar nuevas y emocionantes perspectivas vitales.

Entre las actividades que comparten juntos, papá Aries e hijo Aries son aficionados a la práctica del deporte y las actividades al aire libre, los viajes y la naturaleza.

Con su hijo Tauro

Puede parecer una relación condenada al fracaso: el ímpetu de Aries y su mentalidad ganadora no coincide con el pragmatismo y la relajación de Tauro. Sin embargo, para el alma retadora de Aries, el desafío de acompasar ritmos tan distintos se presenta como una oportunidad para descubrir una nueva faceta de sí mismo. ¡Una aventura apasionante!

Además, como líder nato al padre Aries le encanta llevar a los demás a la realización de los objetivos, y le encantará ser ejemplo, modelo y guía para el hijo Tauro. También aprenderá a poner algo de pausa en su vida, y a disfrutar de los pequeños placeres.

Papá Aries y el hijo Tauro comparten la pasión por la creatividad, y ante el carnero se abrirá un nuevo mundo de actividades sensoriales como la música, la danza o la gastronomía

Con su hijo Géminis

Los niños Géminis son movidos, dinámicos y muy inteligentes, lo cual genera admiración y mucha curiosidad a los padres Aries. Ambos forman una dupla increíble que promete jornadas de gloria. Cuando Aries se vuelva menos estricto y entre en el mundo infantil de Géminis se sentirá atraídos por la diversión, el humor y los juegos.

Aries y Géminis comparten la virtud del optimismo, y Aries es un estímulo de constancia para el hijo Géminis, pues este suele abandonar las tareas cuando se aburre. Papá Aries es garantía de éxito para el genio del hijo geminiano, aunque a veces desconectan emocionalmente.

La energía de Aries es ideal para pasar tardes inolvidables de juegos de mesa donde la mente trabaja a toda velocidad, o de actividades frenéticas al aire libre. 

Con su hijo Cáncer

La pasión de Aries por la vida se mide en relación al cumplimiento de unos objetivos, algo que rompe el esquema vital circular de Cáncer, para el cual no hay otra meta que el de modular sus propias emociones. El gran desafío de los papás Aries con su hijo Cáncer es despertar en su mundo interior la comunicación emotiva que permite la empatía y la compasión.

Pero a la vez, la mentalidad ganadora de Aries puede convertirse en el asidero emocional de Cáncer, que aprenderá a afrontar la vida con valentía y a salir de su caparazón. El peligro está en que papá Aries resulte invasivo y avasallador con el susceptible hijo Cáncer.

Aries tiene que fomentar la actividad física de Cáncer: ¡Anímalo a que practique algún deporte! También tiene que aprender a jugar con su hijo en el cálido ámbito del hogar.

Con su hijo Leo

Los niños Leo y sus padres Aries marcan su relación a través de la rivalidad. Las ganas de aparentar y despuntar de Aries son percibidas por Leo con recelo, pues le quitan protagonismo y amenazan su necesidad de ser el centro de atención. De forma indirecta, sin embargo, le llevan constantemente a superarse para ser el número uno.

Pero los hijos Leo son también la gran admiración de papá Aries, un dechado de virtudes con una belleza inigualable y un potencial que les hace sentir orgullosos de su peque allá donde va. Intenta hacer de él el número uno, pero también protege su lado vulnerable.

En las actividades que ambos practiquen, Aries tiene que enseñar a Leo a levantarse después de una derrota, pues son tan orgullosos que se quedan lamiendo las heridas.

Con su hijo Virgo

En la relación entre papá Aries y su hijo Virgo se mezclan lo mejor del impulso para superar las dificultades y lo mejor del orden y la disciplina para culminar los objetivos. Ambos forman un equipo ganador, aunque tienen que aprender el uno del otro con generosidad y tolerancia. El espíritu crítico de Virgo y la competitividad de Aries llevan a un choque explosivo.

Cada uno quiere dar su punto de vista y la intransigencia puede llevar al bloqueo emocional. Virgo despierta el lado más entrañable de Aries, que a su vez enseña al pequeño Virgo a protegerse de los ataques de los demás. 

Virgo adora las actividades intelectuales, que son un reto para Aries siempre que tenga la paciencia suficiente para llevar el ritmo del niño. Aries aprenderá a ser más metódico.

Con su hijo Libra

La inclinación natural de los niños Libra por la pasividad y su eterna indecisión pone de los nervios a los impulsivos padres Aries, que tendrán que controlar su energía para amoldarse a los ritmos del pequeño. Puede que al principio sea difícil compaginar ambos estilos de vida, pero el amor del niño Libra compensará las cesiones de los padres Aries.

Por otro lado, Libra tiene un brillo y un potencial interior que despierta la admiración del papá carnero. Este puede ser un estímulo imprescindible para explotar toda esa capacidad artística y creativa de la balanza, que a su vez introduce en Aries ideales muy honorables.

Aries descubrirá nuevas actividades basadas en la contemplación de la belleza y el ejercicio de la mente, cosa que pondrá una pausa a su vida agitada.

Con su hijo Escorpio

Cuando papá Aries intenta de forma autoritaria imponer sus ideas y formas de actuar al hijo Escorpio, este reacciona escondiéndose en su caparazón: se vuelve más introvertido y huraño. A veces, este intenta atraer y manipular a su padre a través de las emociones, pero Aries escapa de sus redes y ambos se alejan emocionalmente.

La clave de esta relación entre padre Aries y su hijo Escoprio está en la energía. Puesto que el escorpión es el signo más energético del zodiaco y Aries es arrojo y pura fuerza, ambos pueden compartir juegos y actividades donde conocerse mejor y aprender a convivir.

El coraje de Aries es compatible con las ganas de explorar y la habilidad para conocer el misterio de Escorpio. Así pueden descubrir juntos los grandes enigmas de la vida

Con su hijo Sagitario

Los padres Aries y los hijos Sagitario tienen en común el optimismo radical y la sed de aventura que les lleva a tomar decisiones arriesgadas, aunque a veces imprudentes. La valentía y la asunción de riesgos hace que sean capaces de lo mejor, así que los dos afrontarán juntos y de la mano el apasionante riesgo de vivir la vida a tope con todas sus consecuencias.

Los padres Aries admiran el coraje de Sagitario y su lado más irreflexivo, y estos a su vez en su padre un modelo al que parecerse para alcanzar la felicidad. El problema está en que, ante los problemas serios de la vida, faltará un punto de pragmatismo y protección afectiva.

Papá Aries y su hijo Sagitario pueden emprender viajes emocionantes alrededor del mundo y disfrutar de jornadas inolvidables de deportes y actividades físicas.

Con su hijo Capricornio

Los niños Capricornio son pragmáticos y muy metódicos, y nunca dejan una tarea a medias. Al contrario, se crecen ante las dificultades y son capaces de trabajar de forma abnegada hasta sentirse satisfechos con el resultado. Esto es algo que convierte a Aries en un padre orgulloso. Papá Aries e hijo Capricornio entienden que el objetivo en la vida es el éxito.

El elemento tierra, sin embargo, hace que el niño Capricornio sea reacio a asumir riesgos y en muchas ocasiones se cohíbe por miedo y desconfianza. En ese momento, la figura de papá Aries emerge como el estímulo para la acción y el atrevimiento.

A la hora de hacer los deberes y en las cuestiones prácticas del día a día, el niño Capricornio será a veces más maduro que papá Aries, que sin embargo amplía los horizontes de su hijo. 

Con su hijo Acuario

El papel de papá Aries en la vida del hijo Acuario es dar lógica y sentido a su acción, pero en general está encantado con el carácter de este niño tan especial que dispone de ideales muy nobles y un gran impulso para llevarlos a la práctica. Sin embargo, el niño Acuario madura con el tiempo y requiere paciencia, algo que choca con la impaciencia de Aries.

Los métodos autoritarios e invasivos de Aries pone contra las cuerdas al niño Acuario e inhibe su potencial. En cambio, la tolerancia le permite sacar lo mejor de sí. Aries adora la originalidad del niño Acuario, que a su vez admira la creatividad de su padre.

Ambos pueden imaginar todos los días nuevas e inspiradoras obras de arte en varios ámbitos de la vida, siendo Aries el motor de acción y Acuario la mente genial y vanguardista.

Con su hijo Piscis

Las actividades de papá Aries pueden resultar superfluas y aburridas para el fantasioso niño Piscis, y la perspectiva de la vida es diferente y opuesta: Aries ve la vida como un reto en el que hay que superarse todos los días, mientras que Piscis es sensible al dolor y temeroso, buscando siempre refugio en un universo irreal.

El gran reto de los padres Aries con sus hijos Piscis es tolerar y empatizar. Tolerar significa respetar la personalidad del niño y adaptar sus prioridades a las necesidades del pequeño. Empatizar significa entrar en su mundo y hacerle sentir acompañado y protegido.

Aries tiene que estimular un ritmo de vida más activo para el hijo Piscis, con actividades dinámicas y retos físicos, pero a su vez aprender a soñar a su lado.