Qué llevar al hospital para el parto: 20 esenciales para tu canastilla

Que no te falten ninguno de estos 20 artículos básicos en la maleta que llevarás al hospital cuando te pongas de parto: 10 para ti y otros 10 para la canastilla de tu peque.
Qué llevar al hospital para el parto: los 20 artículos esenciales para tu canastilla | BitPadres

 

Dependiendo de si se trata de un hospital público o una clínica privada, influirá bastante y habrá diferencias sustanciales acerca de cuanto te puedan proporcionar para atenderos a la recién estrenada mamá y a su bebé. En caso de que tengas dudas sobre qué llevar al hospital para el parto, aquí te dejamos una lista con los 20 imprescindibles que no deben faltar en tu canastilla.

Qué llevar al hospital para el parto: 20 esenciales para tu canastilla

Nada como ir bien preparados para que en el momento de la llegada de tu hijo no tengas que preocuparte de nada más que de lo importante; estar tanto por tu pequeño como por ti misma. Si te preguntas qué llevar al hospital para el parto, aquí tienes la respuesta:

Imprescindibles para la canastilla del bebé

Estos son los 10 básicos que necesitará tu hijo durante sus primeros días.

1. Pañales de recién nacido talla 0

Hace años era habitual que los primeros pañales que utilizara tu bebé recién nacido te los proporcionaran en el propio hospital, pero las cosas han cambiado de un tiempo a esta parte en ese sentido, con lo cual si te preguntas qué llevar al hospital para el parto, no te olvides de comprar un paquete de pañales para neonatos (talla 0), pues los necesitarás desde el primer momento.

2. Toallitas húmedas

Serán uno de tus inseparables desde este momento a lo largo de toda la infancia de tu hijo, pero si bien más adelante serán un comodín para limpiar caras, manos y manchas en cualquier lugar, en este momento serán esenciales para el cambio de pañal de tu recién nacido, así que no te las olvides como parte de tu canastilla de bebé.

3. Crema protectora del culito

Entre las cosas que llevar al hospital para el parto no te olvides de portar un tubo de crema protectora para el culito de tu bebé. En ocasiones las deposiciones pueden irritar la zona del ano y los genitales del recién nacido, así que lo mejor es tener a mano algún tipo de bálsamo calmante por si sucede mientras estáis aún en el hospital.

4. Gorro, manoplas y calcetines de punto

Por mucho que a algunos bebés les resulte de lo más molesto, necesitarán estos tres accesorios para prevenir la pérdida de calor que sufren los recién nacidos, aunque en el caso de las manoplas se debe más al hecho de impedir que puedan arañarse al rozarse con las uñas.

5. Bodies de manga larga

Por la misma razón anteriormente dicha (la habitual tendencia a tener frío del recién nacido) entre los objetos que llevar al hospital para el parto, recuerda contar con ropa interior de manga larga para tu bebé. Los bodies son muy prácticos.

6. Peleles de una sola pieza o conjuntos de camiseta y polainas

Piensa en la comodidad de tu recién nacido y olvídate de conjuntos aparatosos; entre las prendas de la canastilla del bebé no pueden faltar los peleles o pijamas de una sola pieza para vestir y mantener el calor de tu pequeño.

Si aún así no te terminan de convencer, también tienes la opción de conjuntos de dos piezas compuestos por polainas (un tipo de pantalón que también envuelve sus piececitos) y camisetita de manga larga. La ventaja que presentan estos últimos es que permite aprovecharlos algo más de tiempo (algunas semanas más) al no quedar limitado por el crecimiento del bebé.

7. Baberos o paños de gasa

Cualquiera de las dos opciones es válida, de lo que se trata es de poder contar con algún tipo de paño de tela con el que empapar los restos de leche de tu bebé y de poder proteger tu propia ropa cuando coloques a tu bebé sobre tu hombro para expulsar los gases después de mamar o de tomar el biberón.

8. Mantita pequeña

Entre las cosas que llevar al hospital para el parto, contar con una pequeña mantita o una toca con la que envolver a tu bebé cuando lo cojas en brazos ayudará a mantener el calor y también el confort de tu pequeño.

9. En caso de lactancia artificial: chupete, biberón y leche de fórmula

Puesto que la elección del tipo de lactancia por la que se opte es una decisión completamente personal de la mamá, si se opta por la lactancia artificial, convendría que entre las cosas que llevar al hospital para el parto, incluir un bote de leche de fórmula de inicio por si no la facilitaran (aunque se puede preguntar previamente), un biberón (recomendamos los que tienen una válvula anti gases) así como un chupete de recién nacido.

10. Sillita homologada para el coche

Si el traslado del hospital a casa tras el alumbramiento se lleva a cabo en coche, es esencial contar con una silla homologada con sistema de fijación para transportar de manera segura a tu bebé.

Esenciales de la canastilla para mamá

Ahora es momento de preparar tu maleta para tu estancia en el hospital tras el parto.

11. Carpeta de documentos sanitarios:

Entre los documentos que llevar al hospital para el parto, no puedes salir sin tu tarjeta sanitaria y los documentos con información del seguimiento de tu embarazo. Y en el caso de que hayas detallado la planificación de tu propio parto, mediante especificaciones concretas, no olvides llevarlo contigo y entregarlo al personal sanitario que te atienda a tu llegada.

12. Braguitas de recambio

Durante los días siguientes al parto se producen los sangrados propios del retorno del útero a su tamaño originario, con lo cual existe bastante posibilidad de que la ropa interior se manche a pesar de llevar compresas. Por esa misma razón entre los básicos que llevar al hospital para el parto no puede faltar recambio de ropa interior suficiente para toda tu estancia.

En el caso de tratarse de un parto vaginal sin complicaciones la estancia en el hospital no superará los 2 días, y con unas 5 mudas puede ser suficiente para sin embargo siempre conviene contemplar la posibilidad de que pudiera ser necesario practicar una cesárea debido a complicaciones que puedan surgir en el transcurso del parto, con lo cual el ingreso se alargaría unos 4-5 días. En tal caso, tener unas 8-10 sería adecuado.

Contempla la posibilidad de adquirir braguitas desechables o tener braguitas de algodón propias que en un momento dado no te importe tirar, ya que mientras estés ingresada no podrás hacer la colada.

13. Compresas posparto

La aparición de los loquios, el sangrado debido a la contracción uterina tras el alumbramiento hasta alcanzar su tamaño original, hará necesaria la utilización de compresas para contener las hemorragias.

Así que si te preguntabas qué llevar al hospital para el parto, no olvides pasar por tu farmacia y preguntar por las compresas posparto. Aunque hay mujeres que con las compresas habitualmente utilizadas para la menstruación tienen suficiente para esos días, también es cierto que en algunos casos el sangrado puede ser tan intenso que requiera sí o sí el uso de las que están especialmente indicadas para este uso. La desventaja es que tienen un mayor tamaño y pueden resultar más incómodas para quien no esté acostumbrada.

14. Un par de camisones

Cuenta con dos o tres, que o bien sean especiales para la lactancia, o tengan botonadura delantera o bien que el acceso al pecho sea sencillo para favorecer la lactancia materna. No tiene más misterio que apostar por la comodidad y la facilidad a la hora de darle el pecho a tu bebé.

15. Una bata

Como pasarás tiempo en camisón, no estará de más contar con una bata con la que taparte en el caso de que refresque un poco o para estar más presentable a la hora de recibir las visitas. Recuerda incluirla en tu canastilla cuando te preguntes qué llevar al hospital para el parto. Te vendrá bien tenerla a mano.

16. 2 Sujetadores

Cuenta con un par de ellos, sólo variará el tipo que necesites; sujetadores de lactancia si vas a amamantar a tu bebé (en tal caso recuerda comprar discos absorbentes para el pecho) o bien sujetadores normales y de compresión fuerte en el caso de que decidas no dar el pecho, ya que además de las pastillas para inhibir la subida de la leche que te proporcionará el personal sanitario, estos últimos serán útiles para llevar a cabo una contención adecuada en los pechos que impida la producción de leche por parte de las glándulas mamarias.

17. Zapatillas y calcetines

Recuerda que has de estar cómoda ante todo, y por agradable que te hagan la estancia en la maternidad, no deja de ser un hospital, un lugar poco acogedor. Habrá momentos en que agradecerás llevar en tu canastilla un par de calcetines calentitos además de tus zapatillas de estar en casa.

18. Bolsa de aseo personal

Como decíamos al principio, existen grandes diferencias entre los hospitales públicos y las clínicas privadas en cuanto a lo que te proporcionan de lo que puedas necesitar durante tu estancia. Por eso, incluye todos los productos de higiene personal que utilizarías durante una estancia de fin de semana fuera de casa. Y no te olvides de incluir también tus pinturas cotidianas. ¿Quién dice que hayas dejado de ser tú misma por ser ahora una mamá?

19. Ropa para la salida del hospital

Puede parecer una tontería, pero muchas mujeres se olvidan que a la salida del hospital no les servirá la ropa con la que llegaban, que es la que utilizaban en esa última etapa del embarazo. Mete en tu maleta una muda completa cuya talla estés segura que te quedará bien después de dar a luz.

20. Cargador del teléfono móvil

Piensa que serán días de muchas llamadas de teléfono para felicitarte, para preguntar por ti y por el bebé, no pararán de llegar mensajes y seguro que harás más de una foto a tu pequeño. ¿Crees que la batería de tu móvil aguantará toda tu estancia? En lugar de comprobarlo, adelántate y lleva contigo el cargador, que seguro más pronto que tarde tendrás que recurrir a él.

¡Y eso es todo! Recuerda tenerlo todo listo por si el momento de la llegada de tu bebé se presenta sin margen para preparar nada. ¡Feliz parto, mamá!

Comentarios