Bit Padres

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: altes@tqcorp.media

Dolor de cabeza en el embarazo: 9 remedios naturales para sobrellevarlo sin paracetamol

Dolor de cabeza en el embarazo: 8 remedios naturales para sobrellevarlo sin paracetamol | BitPadres.com

 

El dolor de cabeza en el embarazo es uno de los motivos más frecuentes de consulta ginecológica. En cualquier otro momento vital, se trata de una molestia leve de fácil solución: cualquier analgésico menor es rápido y eficaz a la hora de combatirla. Sin embargo, la gestación no permite la ingesta de la mayoría de medicamentos, incluidos los analgésicos. Es por ello que, a continuación, te enumeramos los mejores remedios naturales para eliminar el dolor de cabeza en el embarazo.

 

El dolor de cabeza en el embarazo

La cefalea es aquel dolor espontáneo (sin traumatismo que lo haya provocado) localizado en la cabeza. Su intensidad puede ir de muy leve a insoportable, y se caracteriza por su persistencia: aunque la molestia sea tolerable, no permite que la pases por alto. Su localización también es variada, siendo la más común las sienes.

Puede aparecer por vez primera en el embarazo, o exacerbarse en las mujeres que ya la padecían antes de quedarse en estado. Asimismo puede darse en cualquier momento de la gestación, aunque resulta más frecuente durante el primer trimestre.

Causas del dolor de cabeza durante la gestación

Los motivos desencadenantes de la cefalea serán diferentes dependiendo del trimestre de embarazo:

Primer trimestre:

Durante las primeras semanas siguientes a la concepción, muchas embarazadas experimentan malestar general, que incluye mareos, naúseas, vómitos y dolores de cabeza. Las culpables de estos síntomas son dos hormonas: los estrógenos y la progesterona, que producen vasodilatación y congestión sanguínea. Además, la bajada de azúcar y de presión arterial propias del embarazo contribuyen a empeorar el problema, especialmente en los meses de verano.

Tercer trimestre:

Se acerca la fecha de salir de cuentas y los nervios están a flor de piel: la ansiedad por no saber qué día será el elegido por el bebé para asomar su cabecita al mundo; el miedo al dolor del parto, y las preocupaciones (desde las más nimias, como tener bien preparada la canastilla para el hospital; hasta las que tienen fundamento, como las complicaciones que puedan surgir durante el parto) son un potente caldo de cultivo para la cefalea tensional. Además, y no menos importante, el tercer trimestre de embarazo se caracteriza por la tendencia a la hipertensión arterial: una repentina y brusca subida de presión puede provocar una cefalea dolorosa, que culmine con una visita a Urgencias.

El consumo de paracetamol en el embarazo

Dolor de cabeza en el embarazo: 9 remedios naturales para sobrellevarlo sin paracetamol | BitPadres.com

Los 21 mejores libros sobre maternidad para las futuras mamás

Los analgésicos menores más utilizados en España son, a saber: el Paracetamol, el Nolotil, el Ibuprofeno y el Ácido acetilsalicílico (es decir, la aspirina). De los cuatro, el único permitido durante el embarazo es el primero, el Paracetamol (el Nolotil baja la tensión arterial, el Ibuprofeno puede producir el cierre de las “conexiones” del corazón fetal, y la aspirina evita la agregación de las plaquetas).

El Paracetamol, en dosis recomendadas (idealmente 500 mg cada 8 horas, aunque puede tomarse hasta 1 gr), no tiene efectos perjudiciales en la gestación. Tiene efecto analgésico (elimina el dolor) y antipirético (baja la fiebre), pero no efecto antiinflamatorio (como, por ejemplo, el Ibuprofeno) ni antiagregante plaquetario (como la aspirina).  Sin olvidar que es un medicamento que puede comprarse sin receta.

Pero, si bien el consumo de paracetamol en el embarazo está permitido, siempre será bajo la premisa de periodos cortos de tiempo, que no excedan las 48 o 72 horas, y presuponiendo que sea absolutamente necesario.

Por último, cabe mencionar que, a pesar de todo, el Paracetamol no es del todo inocuo, y estudios científicos relacionan la ingesta de paracetamol durante la gestación con el asma infantil, la criptorquidia (falta de descenso de los testículos a la bolsa escrotal), un peor desarrollo psicomotor y el riesgo de parto prematuro en mujeres con preeclampsia (un tipo grave de estado hipertensivo del embarazo).

En cualquier caso, ningún medicamento está exento de la probabilidad de efectos secundarios; y si el Paracetamol está avalado por los ginecólogos como una opción farmacológica segura en la gestación, es porque los beneficios superan ampliamente los riesgos.

9 remedios naturales para el dolor de cabeza en el embarazo

Cuando los medicamentos están contraindicados, los remedios naturales pueden ser una alternativa igual de buena o incluso mejor, pues serán mejor tolerados por nuestro cuerpo y más seguros para el futuro bebé. La mayoría de ellos están enfocados a aliviar la congestión sanguínea.

Dolor de cabeza en el embarazo: 9 remedios naturales para sobrellevarlo sin paracetamol | BitPadres.com

Yoga para embarazadas: 7 beneficios y 5 posturas sencillas para la gestación

1. Líquidos:

una buena hidratación es fundamental. Beber abundantes líquidos (un mínimo de 2 litros al día) en el embarazo es de obligado cumplimiento. También comer alimentos con un alto contenido de agua (por ejemplo, las frutas)

2. Compresas frías y húmedas:

colocadas en los puntos de dolor, ayudan a vasodilatar.

3. Ejercicio moderado:

el ejercicio físico es sumamente beneficioso en el embarazo y alivia tensiones (la cefalea tensional es la causa más frecuente de dolor de cabeza en el embarazo)

4. Tumbarse sobre el lado izquierdo:

para facilitar la circulación sanguínea, pues de esta forma se descomprime la vena cava inferior (que puede ver reducido su flujo por el peso obstructivo del útero, sobretodo al final de la gestación)

5. Masajes:

nos calman anímicamente y ayudan a hacer circular la sangre, especialmente en las piernas (hinchadas por el exceso de líquidos propios del embarazo)

6. Buen patrón de sueño:

la falta de descanso nocturno nos pasa factura a muchos niveles, y es culpable de muchos dolores de cabeza, con o sin embarazo.

7. Permanecer a oscuras:

en particular para las cefaleas migrañosas, con fotofobia (literalmente “miedo a la luz”: es decir, aumento intenso del dolor con la luminosidad)

8. Ducha o baño con agua tibia:

por la misma razón que el uso de las compresas frías, porque vasodilatan.

9. Aire fresco:

el aire frío de la calle, o tan sólo ventilar bien la casa, pueden suponer una enorme diferencia y no menor alivio.

4 beneficios de los mandalas para aliviar el estrés

Por supuesto, dichas soluciones sólo son aceptables para dolores de cabeza de leves a moderados (o en otras palabras, soportables). Siempre deberás acudir a Urgencias si la cefalea es muy dolorosa o se acompaña de otros síntomas, tales como vómitos, alteraciones visuales (destellos) o sensación de vértigo. Estas manifestaciones pueden ser señales que nos alerten de una preeclampsia.

Comentarios