Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: altes@tqcorp.media

Edad para lavar los dientes a los niños

Te contamos cómo introducir este hábito de higiene a los más pequeños de la casa

¿A qué edad se empiezan a lavar los dientes los niños? Veamos cómo hacerlo a cada edad | Getty Images
 

Como en casi todos los temas relacionados con la infancia, existen multitud de opiniones y criterios a la hora de decidir a qué edad y cuál es la manera la correcta para lavar los dientes de los más pequeños. Incluso los organismos oficiales han ido variando los criterios a lo largo de los años, a medida que se han ido haciendo estudios, estableciendo consideraciones para asegurar un cuidado óptimo de los dientes.

Lo que está claro es que una buena higiene dental es fundamental para prevenir enfermedades más graves, con lo que es importante que los niños y las niñas vayan incorporando el cepillado dentro de sus rutinas cuanto antes mejor, tarea en la que debemos ayudarles como padres y educadores.

Antes de la aparición de los primeros dientes

La higiene oral no tiene por qué empezar en el momento en que le salgan los primeros dientes a nuestro bebé, sino que ya podemos iniciarla antes. Durante los meses que preceden a la aparición de sus primeros dientes, podemos eliminar las bacterias que se anidan en las encías. Para hacer eso, debemos enrollar una pequeña gasa empapada en agua a nuestro dedo índice y pasarla suavemente a lo largo de la línea en la que han de salir los dientes.

También debemos fijarnos atentamente en la boca del bebé cada día para detectar posibles formas de micosis (unas manchas blancas que se forman en las mucosas del bebé, sobre todo en boca y lengua que puede producir molestias al pequeño) u otras anomalías.

Por último, deberíamos asegurarnos de limpiar bien los labios del pequeño después de las tomas para evitar que, en caso de que la leche se estanque, se puedan provocar irritaciones y enrojecimientos.

Primeros dientes

¿A qué edad se empiezan a lavar los dientes los niños? Veamos cómo hacerlo a cada edad | Getty Images
 

En cuanto los primeros dientes aparezcan, podemos utilizar un cepillo de dientes para bebés para lavar los dientes. Este cepillo debe ser mucho más suave que el de los adultos, ya que tendrá un contacto directo con las encías y podemos hacerle daño. Hace unos años se recomendaba no utilizar pasta dentífrica hasta los dos años, ya que contienen flúor y este puede ser dañino si se ingiere en grandes cantidades, pero en los últimos años los expertos apuntan que es recomendable poner una mínima cantidad sobre el cepillo (aproximadamente del tamaño de un grano de arroz) para asegurar el efecto antibacteriano y prevenir caries desde el principio.

Muchos padres y madres creen erróneamente que los dientes de leche no son muy importantes, ya que son provisionales hasta que salgan los definitivos y si pierden alguno no será para siempre, pero en realidad tienen un papel fundamental en la salud y el desarrollo de los pequeños. Les ayudan a masticar, a hablar y a sonreír, además de que éstos guardan el espacio en las mandíbulas para cuando salgan los dientes definitivos. Si un niño o una niña pierde un diente demasiado pronto, los otros dientes pueden moverse hacia el espacio vacío que han dejado y provocar que los dientes permanentes se tuerzan o se apilen.

A partir de los dos años

La higiene oral debería hacerse todos los días, al menos mañana y noche, y será nuestra tarea asegurarnos que se realiza hasta que el niño o la niña sean capaces de hacerlo solos. Aun así, cuando el niño ya pueda tener una mayor autonomía y hacer él mismo el cepillado, deberemos supervisarlo, ya que difícilmente un niño pequeño se lavará los dientes a la perfección.

Durante esta edad también es importante que sigan utilizando una cantidad mínima de pasta dentífrica, del tamaño de una lenteja, hasta que aprenda a escupirlo. En estas edades ya pueden empezar a aprender la mecánica del cepillado de dientes a través del ejemplo propio y de pequeñas indicaciones.

A partir de los 4-5 años

¿A qué edad se empiezan a lavar los dientes los niños? Veamos cómo hacerlo a cada edad | Getty Images
 

Cuando el niño o la niña ya pueda cepillarse los dientes de manera autónoma, más o menos hacia los 4-5 años, debemos centrarnos en que consigan interiorizar la rutina para que se convierta en una actividad cotidiana. Lo ideal sería que se lavaran los dientes después de cada comida, unas tres veces al día, pero el cepillado de la mañana, después del desayuno, y el de la noche, antes de acostarse, son imprescindibles.

Te interesa: 5 hábitos de higiene personal en niños para el día a día

No se aconseja el empleo de otros instrumentos para la higiene oral, como el hilo dental y los cepillos cónicos (a modo de palillo de dientes) hasta que se los niños tengan todos los dientes permanentes (en general, hacia los 12-13 años) para evitar posibles daños a las encías.

Además de todos estos consejos, recordad que es igualmente importante vigilar la dieta de los pequeños, sobre todo en cuanto a la ingesta de productos azucarados, que pueden dañar el esmalte y producir caries.

Te interesará: Menús para niños: 10 ideas para aprender a comer sano

Hay niños que tienen más tendencia que otros a las caries, con lo que también es importante hacer una visita al año al dentista para que pueda revisar que todo esté correcto y no haya anomalías en los dientes de los pequeños que puedan producir mayores problemas.

¿A qué edad se empiezan a lavar los dientes los niños? Veamos cómo hacerlo a cada edad | Getty Images
 

No debemos ser negligentes con la higiene oral de los pequeños, ya que, a la larga, puede producir otros problemas de salud que pueden ser más difíciles de corregir, y pueden ir desde gingivitis crónica a problemas cardíacos. Recordemos que nuestra boca es un caldo de cultivo para una gran cantidad de bacterias que pueden extenderse por el resto del cuerpo.

Te puede interesar: Bruxismo: el hábito involuntario que da más de un dolor de cabeza

Comentarios