Amigos para siempre: descubriendo el valor de la amistad desde la infancia

Descúbrele a tus hijos el valor de las amistades de la infancia, la importancia de cuidarlas y todo lo que les enseñarán
Amigos para siempre: descubriendo el valor de la amistad desde la infancia | Getty Images
 

“Nos conocemos desde el colegio”. ¿Tienes la suerte de tener uno de estos amigos? Quizá hayas escuchado esta frase de uno de tus amigos y te haya dado un poco de envidia sana. Todos hemos tenido amistades de la infancia con las que nos hemos prometido ser amigos para siempre, pero la vida nos ha llevado por caminos diferentes. No obstante, dicen que los amigos de verdad son como las estrellas, están ahí aunque no se vean.

¿Cómo influyen las amistades de la infancia en nuestra vida?

Amigos para siempre: descubriendo el valor de la amistad desde la infancia | Getty Images
 

Dicen que son estas amistades precisamente las que pueden durar para siempre. Hemos crecido juntos, nos conocemos desde los momentos más felices y hemos compartido los más tristes. Las relaciones son complicadas, pero la inocencia de los niños hace que todo sea más fácil. Tener amigos cuando somos pequeños, nos aporta muchos beneficios que guardaremos en toda nuestra vida. Por estas razones, seremos amigos para siempre:

Nos enseñan a confiar

La inocencia de un niño, hace que confíe en todo el mundo, pero esto no significa que siempre le haya ido bien. Por ejemplo, puede que un pequeño viva en un hogar tóxico y que haya perdido la confianza. Tener a un amigo de verdad que nunca falla le ayudará a recuperar esta cualidad tan importante en la vida para fomentar buenas relaciones. 

Te aprecian tal y como eres

Dicen que un amigo de verdad es aquel que conoce tus debilidades y aun así, te quiere. Los amigos de la infancia han visto cómo hemos ido desarrollando, nuestras tendencias, buenas o malas, nuestras debilidades y nuestras fortalezas. Y así nos quieren, como somos.

Siempre continúan a tu lado

No importa por qué situación pasemos: si estamos solos en el mundo, ellos siempre estarán ahí, en lo bueno y en lo malo. Son un apoyo que nos hacen sentir menos soledad.

Nos mantienen unidos a lo que somos

Parte de lo que somos proviene de nuestras raíces, de dónde venimos. Hay personas que permanecen toda la vida en un lugar, pero la mayoría se mudan de un lugar a otro y pierden contacto con su pasado. Los amigos de la infancia son los que mantienen ese hilo con el lugar del que venimos y gracias al cual hoy somos lo que somos.

Valores auténticos

Lealtad, sinceridad y reciprocidad: ¿te parece poco? Piensa cómo puede haber marcado tu desarrollo como persona el haber integrado estos valores desde tan temprana edad. Los niños que crecen con este sentido de la integridad llegan a adultos con grandes lecciones ya aprendidas.

Aprendimos juntos a solucionar problemas

Amigos para siempre: descubriendo el valor de la amistad desde la infancia | Getty Images
 

Por mucho que os quisieráis y que os sigáis queriendo ahora, siempre surgen diferencias, y seguro que habéis discutido muchas veces. Pero siempre lo habéis solucionado. Esta es una cualidad que te ayudará de por vida a solucionar conflictos familiares, en las relaciones, en el trabajo o en cualquier otro ámbito.

Ahora piensa, ¿eres tú de aquellos que pueden decir la frase con la que comenzamos el artículo? Entonces eres afortunado. Valora tus amistades de la infancia, cuídalas y agradece todo lo que te han enseñado. 

Amigos para siempre: descubriendo a tu hijos el valor de la amistad

Nuestra tendencia cuando nuestro hijo llega a casa diciendo que un amiguito le ha dicho esto o aquello, puede ser decir: "pues deja de juntarte con él". Pero, ¿qué le estamos enseñando a nuestros pequeños con esto? Que las personas no importan, que todas son reemplazables y que no hace falta ser constante en las relaciones ni cuidarlas.

Esta lección puede causarle problemas cuando sea mayor, ya que no conocerá el valor de la amistad: tendrá problemas para mantener relaciones sociales, laborales y amorosas, no valorará a las personas por lo que son y no sabrá cómo afrontar los problemas que surgen con otros.

¿Es ésta la lección que quieres transmitir a tus hijos? ¡Seguro que no! Enséñales el valor de la amistad siguiendo estos pasos:

Escúchale

Amigos para siempre: descubriendo el valor de la amistad desde la infancia | Getty Images
 

Cuando llegue a casa contándote lo que ha pasado con ese amigo al que quiere tanto, escúchale. No importa lo que esté diciendo, estate atento a su versión y ve sacando tus conclusiones. 

Pregúntale qué piensa

Que te explique por qué piensa que su amigo actuó así. De esta forma podrás comprender cómo madura sus decisiones, sus valoraciones de cuanto sucede en sus vínculos afectivos

Dale opciones

Si la cosa es de poca importancia, como suele suceder en la infancia, dale a elegir. ¿Quiere solucionar el problema o quiere perder a su amigo? Pocos elegirán la segunda opción, pero si lo hace, hazle razonar en las consecuencias y en por qué no debería hacerlo. 

 

La inocencia de los niños suele ser la mejor baza para conservar las amistades y para captar el valor de la amistad. Aun así, su inexperiencia puede llevarlo a tomar decisiones precipitadas que le lleven a perder aquello tan preciado: la amistad. Menos más que tú estás ahí para darle la guía que necesita. ¡Y seguro que lo harás!

Seamos grandes o mayores, aquellos amigos de la infancia, aquellos a los que le dijimos ‘seremos amigos para siempre’, aportan un gran valor a nuestra vida, y por eso hay que cuidarlos con cariño y mimo, porque quien tiene un amigo, tiene un tesoro. ¡Viva la amistad!

Te puede interesar: Método KiVa: una herramienta para acabar con el bullying escolar

Comentarios