¿Cómo es el niño Leo?

Descubre cómo es la personalidad del niño Leo, sus aficiones y compatibilidades.
¿Cómo es el niño Leo? Atrayentes, independientes y autoritarios, pero también líderes y generosos. | CEDIDA

¿Tu hijo o hija nació entre el 23 de julio y el 22 de agosto y te preguntas cómo es el niño Leo? Pues prepárate, porque estos peques son capaces de montar el gran drama sólo para que les prestes atención. Eso sí, son brillantes, inteligentes y con vocación de líder, y aunque parecen orgullosos consigo mismos son vulnerables y susceptibles. Descubre cómo es el niño Leo.

La personalidad del niño Leo

El rasgo de la personalidad del niño Leo que más sobresale es el de la necesidad de atención que manifiestan. Su astro regente, el Sol, es fuente de vida del universo y los demás planetas orbitan a su alrededor, así que desde muy temprana edad los seres bajo su influencia están dotados de un gran ego, mucho orgullo y ganas de destacar.

Por eso el niño Leo, que además tiene grandes dotes para la actuación, no dudará en montar el circo cada vez que necesite reclamar la atención de los que están a su alrededor, y estará encantado de recibir baños de aplausos, admiración y felicitaciones.

Como sucede con el comportamiento de los leones, el jefe de la manada tiene una vocación natural de liderazgo, pero alcanzar la gloria está conectado con el reconocimiento y los premios. Nada de liderazgos a la sombra y esfuerzo desinteresado: lo que el niño Leo quiere cuando hace bien los deberes es que le digan lo bien que lo ha hecho.

En cambio, es muy sensible ante las críticas. Cualquier objeción a sus acciones o a sus creaciones impacta profundamente en su autoestima, y es muy fácil que pasen de estados de euforia y confianza a procesos depresivos y de acomplejamiento.

Son niños independientes que entienden cualquier intento de entrar en su esfera de poder como una injerencia inaceptable. No se llevan bien con otras personas de carácter fuerte, a quien ven como rivales, y sí en cambio a almas más moldeables.

Por lo demás, el niño Leo es muy activo. Como elemento de fuego, su personalidad está basada en la acción más que en la reflexión, en el impulso más que en la razón. Eso no quita que sean niños muy inteligentes, pero destacan sobre todo por ser niños juguetones y risueños, amantes de la diversión y muy rebeldes.

La compatibilidad del niño Leo con los papás

El niño Leo es muy independiente y a veces autoritario, pero también generoso y con gran capacidad de compresión. Descubre la compatibilidad del niño Leo con los papás según su signo del zodiaco.

1. Compatibilidad con Aries

Para los papás Aries, Leo es una bendición del cielo. Son una fuente inagotable de energía que retroalimenta el dinamismo natural de Aries. Padres e hijos, con esta combinación, miran a la vida como un regalo que hay que aprovechar cada día.

Papá o mamá Aries transmite al niño Leo su optimismo, pero aparece el conflicto cada vez que Aries quiere imponer su dominio al receloso Leo.  

2. Compatibilidad con Tauro

Mamá Tauro debe utilizar su inteligencia para impedir que el niño Leo utilice su carácter apacible para manipularla o atraer su atención. Con papás Tauro, el niño Leo aprenderá que toda acción debe tener su parte de reflexión.

El punto de conexión entre ambos signos es el brillo del niño Leo, que seducirá al buen gusto de mamá Tauro con su elegancia y belleza natural. 

3. Compatibilidad con Géminis

La necesidad de comunicación de los padres Géminis encuentran en el niño Leo un receptor activo y muy dinámico, y si algo está asegurado en esta magnífica combinación es la diversión. Se entenderán de maravilla en las situaciones más lúdicas.

El sentido del humor es un arma infalible para poner en su lugar al rebelde y orgulloso Leo, que verá en Géminis alguien a quien tratar de tú a tú

4. Compatibilidad con Cáncer

El niño Leo es independiente y engreído, pero atesora en su corazón una bondad infinita y gran generosidad. Por eso, con mucha intuición, sabrá desde bien pequeño entender las necesidades de protección de papá o mamá Cáncer, siendo un apoyo de gran valor.

A su vez, Cáncer es una lección emocional de vida muy valiosa para Leo, que aprenderá a conjugar sus ganas de jugar y sonreír a la vida con la profundidad de las cosas más esenciales. 

5. Compatibilidad con Leo

Los papás Leo ejercen sobre el niño Leo un refuerzo de su autoestima y personalidad que puede ser crucial para que este alcance sus sueños. Entre la manada, el niño Leo se siente confiado para convertirse en el líder que quiere ser.

Pero entre ellos se generan fricciones constantes porque sienten que su independencia se ve amenazada por el autoritarismo del otro. Demasiados líderes en la manada.

6. Compatibilidad con Virgo

Virgo es un catálogo de virtudes (orden, disciplina, esfuerzo, obstinación, eficacia) frente al cual lo demás parece poca cosa. Por eso esta combinación es difícil: el ego del niño Leo queda a menudo eclipsado por la crítica despiadada de Virgo.

La autoestima del niño Leo puede quedar dañada si Virgo no sabe limitar su visión crítica, pero con humildad y respeto puede ser una gran fuente de aprendizaje.

7. Compatibilidad con Libra

Los padres nacidos bajo el signa de Libra que tengan en casa un niño Leo son, a veces sin que ellos se den cuenta, un modelo de armonía y distinción. Ambos conectan a través del sentido de la estética, su tendencia a la modernidad y a la elegancia.

En la educación de Leo puede que a papá o mamá Libra le falta algo de mano dura, aunque será muy interesante el punto de humanidad que puede transmitirle a través de los valores. 

8. Compatibilidad con Escorpio

Muchas veces el niño Leo aparece como un impacto a los introvertidos papás Escorpio, para quienes los dramas de su pequeño son incluso sonrojantes. Pero el niño Leo irá despertando aquello tan valioso que subyace escondido en el alma de papá o mamá Escorpio.

Entonces, el intercambio puede resultar muy interesante. Cuando el león se atreve a entrar en lo más inhóspito i misterioso de la saban, desarrolla cualidades que ni siquiera conocía.

9. Compatibilidad con Sagitario

Con un papá o una mamá Sagitario, el niño Leo se lanza a aquellas aventuras con las que se siente plenamente realizado, y de la misma forma, los papás Sagitario descubren en sus hijos Leo el compañero de aventuras que siempre habían soñado.

La relación entre ambos llega a ser de tal complicidad que pueden crear celos en la otra parte de la pareja. El riesgo es que el pequeño Leo acabe olvidando sus responsabilidades.

10. Compatibilidad con Capricornio

Cuando el niño Leo entre en contacto con una personalidad tan diferente como la del papá o mamá Capricornio, entenderá que antes de realizar una acción hay que pensar en las consecuencias, y que en la vida no todo son juegos, sino también responsabilidades.

Mamá o papá Capricornio enseñan a Leo el valor del trabajo para conseguir los objetivos, aunque a veces les falte algo de energía para incentivar a su pequeño. 

11. Compatibilidad con Acuario

Esta es otra de las grandes conexiones paterno-filiales que nos brinda el zodiaco. Aunque a menudo faltan las necesarias dosis de afecto, la admiración que sienten uno por el otro se convierte en un interesante estímulo para el crecimiento mutuo.

Ambos son muy independientes, pero papá o mamá Acuario no son nada invasivos, así que conviven con paz y armonía. La originalidad de Acuario atrae al niño Leo, y viceversa.

12. Compatibilidad con Piscis

El niño Leo está encantado de contar con el derroche de espiritualidad con que papá y mamá Piscis llenan el hogar, pero la independencia de Leo y la abstracción de Piscis llevan de forma irremediable a la desconexión. Cada uno vive en un mundo diferente.

Si ambos logran encontrar un punto de unión pueden modular su personalidad porque se trata de dos seres de gran generosidad. Piscis enseñará a Leo el valor del altruismo.

¿Cómo educar al niño Leo? 

Los niños nacidos bajo el signo de Leo son despiertos y astutos, y aprenden muy rápido a buscar su propio camino para alcanzar el éxito y ser admirados por todos. Las palmaditas en la espalda agrandan su ego y lo llevan al terreno del autoritarismo, eclipsando aquellas cualidades (como la generosidad) que se encuentran en su naturaleza.

Para conducir al niño Leo por el camino recto hay que equilibrar su personalidad reforzando sus vertientes emotivas y racionales. Inculcarle unos valores esenciales, como el amor, el respeto y el altruismo, es fundamental para que aprenda a conservar su autoestima sin dañar a los que están a su alrededor.

Una disciplina fuerte basada en la crítica despiadada, los gritos y los castigos, incentivan su rebeldía y pueden convertirlo en un tirano. En cambio, la crítica constructiva combinada con los incentivos y los retos constantes refuerzan su alma de líder sin dañar su confianza.

Algo esencial para ayudar a Leo a vivir feliz es enseñarle la realidad del fracaso y el valor de las responsabilidades. Si desde bien pequeños le enseñas que el fracaso forma parte de la vida y hay que asumirlo con humildad, y que a los objetivos se llega por el camino del esfuerzo y el deber, le evitarás más de un disgusto y le ayudarás a caminar por la vida de forma sensata.

Leo es un niño caracterizado por una gran belleza y un original sentido de la estética. Estimula esa faceta de su personalidad y enséñale a valorar también la belleza que está en los demás y en las otras cosas.

¿Cómo es el niño...?

Niño Aries ♈

Niño Tauro ♉

Niño Géminis ♊

Niño Cáncer ♋

Niño Virgo ♍

Niño Libra ♎

Niño Escorpio ♏

Niño Sagitario ♐

Niño Capricornio ♑

Niño Acuario ♒

Niño Piscis ♓