Un bebé cogiéndose su pie con las manos

5 tips para el cuidado natural de tu piel y la de tu bebé

Mantener la piel hidratada y una dieta rica en vitaminas y antioxidantes consiguen una piel más sana y luminosa

La piel no es sólo el órgano más extenso de tu cuerpo, sino también el más susceptible de sufrir desgaste a causa de factores como la sequedad, la humedad, el aire, la luz solar, los cambios climatológicos y los microorganismos. Por eso es muy importante tener en cuenta algunos consejos para el cuidado natural de tu piel.

Además, los bebés tienen la piel más sensible y en su caso es necesario extremar los cuidados y tener en cuenta algunas precauciones en el trato, la limpieza y la elección de los productos a la hora de cambiarle los pañales y la ropita, o bañarlo.

Consejos para el cuidado de tu piel y la de tu bebé

A la hora de cuidar nuestra piel y la de nuestro bebé, es importante tener en cuenta algunos tips sin obsesionarse y, sobre todo, sabiendo escoger los mejores productos cosméticos naturales y ecológicos. Estos son algunos consejos para cuidar tu piel y la de tu bebé.

Cuida la piel de tu bebé

Bañar al bebé todos los días ayuda a evitar las irritaciones que producen las heces, el sudor o la humedad en el contacto de la piel con los pañales. Lo mejor es hacerlo con agua templada durante no más de cinco minutos,  limpiando con especial cuidado las zonas sensibles  como los pliegues de la piel en las piernas y la zonas entre los dedos de manos y pies.

También es importante tener cura de su piel con productos de cosmética natural para bebés como Weleda que contribuyen al desarrollo cutáneo sano y protegen la piel con ingredientes naturales, valiosos extractos y aceites de plantas en varías líneas (caléndula, malva blanca o almendra, por ejemplo). 

La importancia de la hidratación

La piel realiza muchas funciones beneficiosas para el organismo, pero para que funcione bien necesita estar hidratada, y este es uno de los principales cuidados que debes tener en cuenta. En el mercado hay muchos productos bio que mantienen tu piel hidratada a partir de extractos de productos naturales ecológicos, responsables y sostenibles.

Lo ideal es utilizar sérums y cremas adecuadas a las características de tu piel dos veces al día, para cubrir las necesidades de la epidermis tanto de agua como de lípidos. Los aceites faciales y corporales resultan, además, balsámicos y relajantes, eliminando el estrés de la piel.

Cosméticos naturales y ecológicos

La cosmética ecológica no sólo es un compromiso con el equilibrio del planeta sino que, además, muchos estudios y expertos avalan los beneficios de este tipo de productos para la piel  (mucho más que los cosméticos sintéticos). 

Por eso cada vez hay más consumidores de productos de belleza ecológicos que, como en el caso de Weleda, ofrecen todo tipo de productos de belleza facial y corporal (contorno de ojos y labios, ojeras y arrugas, limpieza facial, cuidado de noche, aceites corporales, anticelulíticos, geles de ducha y baño, desodorantes y mucho más) que combinan la calidad de las materias primas con el valor añadido a la salud y el bienestar.

La exfoliación

La frecuencia de algunos tratamientos para el cuidado de tu piel, como la exfoliación, dependen del tipo de la piel, pero normalmente son semanales. Este es un proceso muy importante para eliminar las células muertas de la epidermis favoreciendo  una piel más tersa y brillante, pero también más limpia y más sana.

Los mejores productos exfoliantes para depurar la piel provienen de materias primas naturales, por eso los cosméticos y productos de belleza natural tienen una mayor eficacia también durante el proceso de exfoliación.

Alimentación y otros hábitos saludables

La preferencia cada vez mayor de los consumidores por productos naturales y ecológicos tiene que ver con la constatación de que las materiales naturales  aportan más beneficios al organismo  y un mayor compromiso con el entorno. 

Eso se traslada, también, a la alimentación. Una dieta sana y equilibrada, que además tenga en cuenta los beneficios de la comida ecológica, ayuda a mantener la salud de tu piel. Los expertos recomiendan tomar mucha agua y llevar una  dieta basada en frutas y verduras con gran aporte de vitaminas y antioxidantes, que permiten tener una piel hidratada y luminosa.