Bit Padres

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: altes@tqcorp.media

¡Somos la leche! 6 Beneficios de la lactancia materna exclusiva

Te contamos algunas de las ventajas de amamantar a tu bebé únicamente con leche materna.
¡Somos la leche! 6 beneficios de la lactancia materna exclusiva | BitPadres

 

En general, los beneficios de la lactancia materna exclusiva son ampliamente conocimos por aquellas madres que se han decidido a optar por la crianza natural de su bebé. A día de hoy goza de muy buena fama y cada vez cuenta con más adeptas pero, ¿conocemos realmente cuáles son las razones por las que es tan recomendada por los expertos de la salud?

En este artículo de contaremos algunos de los beneficios de la lactancia materna exclusiva para que valores por ti misma si es el tipo de alimentación que deseas para tu hijo.

¿Qué es la lactancia materna exclusiva?

Antes de adentrarnos a profundizar en los beneficios de la lactancia materna exclusiva, pongámonos en situación: Después de nueve meses de embarazo, depositando toda nuestra atención en todo lo que garantice una gestación segura, saludable y tranquila (en la medida de lo posible), una de las principales preocupaciones que ahora nos ocuparán será la de alimentar a nuestro bebé.

Y la siguiente pregunta que nos haremos será “¿Dar el pecho únicamente, el biberón o ambas opciones conjuntas?”. Si bien se trata de una decisión totalmente personal, hacer una valoración de los pros y los contras de ambas nos ayudará a sentirnos más seguras a la hora de escoger la opción que más se ajusta a nuestro estilo de crianza.

Para todas aquellas que deseen saber qué es la lactancia materna exclusiva, decirles que se trata de la opción en la que se alimenta al recién nacido exclusivamente con leche materna, sin alternar con ningún otro tipo de alimento (ni agua) durante como mínimo los 6 primeros meses, pues según los expertos en salud infantil sería el método óptimo de nutrición para los neonatos.

Para que la lactancia materna exclusiva se pueda llevar a cabo con éxito, se recomienda que se comience a proporcionar la leche materna durante la primera hora desde el nacimiento del bebé, que no se recurra a ningún tipo de tetina de biberón ni chupete y que se lleve a cabo con la frecuencia que requiera el recién nacido, o lo que es lo mismo, “lactancia natural a demanda”.

La semana mundial de la lactancia materna exclusiva

Desde el año 1992 se celebra una semana temática muy especial en todo el mundo gracias a que de forma conjunta UNICEF y la OMS instauraron de forma oficial la llamada Semana mundial de la lactancia materna exclusiva, concretamente durante la 41ª semana del año.

¿Por qué en esa fecha? La idea simbólica era equipararlo a un embarazo que comenzara el 1 de enero, coincidiendo la fecha propuesta con el que sería el momento del parto y consecuente inicio de la lactancia natural del supuesto recién nacido.

Durante la Semana mundial de la lactancia materna exclusiva se celebran multitud de eventos en torno al tema que nos ocupa alrededor de todo el mundo, con actividades familiares promovidas por los grupos de apoyo de cada país y la lectura de un manifiesto que refleja los principios de de este movimiento.

¡Somos la leche! 6 Beneficios de la lactancia materna exclusiva

Éstas son sólo algunas de las ventajas que ofrece alimentar con leche materna al bebé.

1. Cercanía física con la madre

Para un recién nacido, la salida al exterior del vientre materno supone todo un cambio de circunstancias en el que sus sensaciones comenzarán a conformar su propia percepción del mundo: Pasará de estar sumergido en un medio de agradable ingravidez a estar limitado en su movimiento, de que su temperatura corporal se mantenga constante a notar frío o calor, de estar constantemente alimentado a notar la incomodidad del hambre entre tomas…

Mediante el contacto con la madre al sostenerlo en sus brazos mientras le da el pecho, se le proporcionará al bebé mucho más que solo alimento. La calidez de su cuerpo arropándolo, el sonido suave del latido del corazón que ya le resulta familiar, la serenidad del momento en sí… todo ello contribuye a que el recién nacido perciba de una forma mucho más agradable su llegada al mundo y, a su vez, influirá positivamente en su relación con él.

2. Reduce la probabilidad de desarrollar alergias y asma en el bebé

Uno de los más interesantes beneficios de la lactancia materna exclusiva es su capacidad de reforzar el sistema inmunitario del recién nacido. Desde sus primeros momentos de vida y durante los 6 primeros meses, el bebé obtendrá los nutrientes que precise para su desarrollo exclusivamente de la leche materna, y además, es durante los primeros días cuando la composición de la leche materna contará con una interesante primera composición que será diferente a la que tendrá más adelante.

El llamado “calostro” es rico en cierto tipo de nutrientes que aumentará la resistencia de las defensas del neonato, razón de más para desear darle el alimento más completo a nuestro hijo con el que la naturaleza nos premia.

3. Favorecerá la alimentación a demanda

Cuando se recurre a la lactancia materna exclusiva, hay que tener presente un dato importante: que las cantidades de leche materna dadas al bebé en cada toma suelen ser menores a las que se van alcanzando cuando se recurre al biberón. Por tanto, no resulta nada extraño que pase mucho menos tiempo entre tomas, ya que la saciedad durará menos en el caso de la lactancia natural que en la artificial.

Por esa razón, es vital proporcionar el alimento a tu hijo en cuanto lo solicite, para poder alimentarlo de forma suficiente en caso de lactancia materna exclusiva. El propio sistema por el que habrás recurrido requerirá la alimentación a demanda.

4. Acelera la recuperación física de la madre

Para poder generar las cantidades de leche materna que necesita un bebé al que se alimenta mediante lactancia materna exclusiva, el propio cuerpo de la mujer cambia su metabolismo para poder proporcionar el que es el único alimento de su hijo durante esa etapa.

Semejante gasto energético, el derivado de “fabricar” en tus propios senos la leche con la que nutrir a tu bebé, será el responsable de la pronta recuperación de tu peso ideal, además de acelerar la recuperación del tamaño de tu útero debido a la producción de oxitocina mientras amamantas a tu hijo, sustancia responsable de desencadenar los famosos entuertos.

5. Más digerible que la artificial

Esto sí que resulta indiscutible, y es que entre los beneficios de la lactancia materna contamos también con la afinidad natural existente entre la leche que produce el pecho materno y el sistema digestivo del bebé: En ese sentido, pocas leches de fórmula pueden llegar a competir con ella, ya que la digeribilidad de ésta es tan perfecta que parece diseñada a la medida de algo tan sumamente delicado como lo es el organismo de un recién nacido. Sabia naturaleza.

6. Reduce la posibilidad de desarrollar cáncer de ovario y de mama en la madre

Otro de los beneficios de la lactancia materna exclusiva es para la mamá, pues se ha demostrado que en aquellas mujeres que optan por este método de alimentación al menos durante los primeros seis meses de vida de su bebé presentan una menor incidencia en dos tipos de cáncer habituales en mujeres; el de ovario y el de mama.

La controversia de la imagen de la lactancia materna exclusiva

Como no podría ser diferente en un mundo repleto de puntos de vista diversos, el asunto de la lactancia materna exclusiva también forma parte de los debates habituales en relación a maternidad, crianza y salud. Hasta ahí, todo bien.

Lo curioso, por no llamarlo problema, no es que existan detractores de este tipo de alimentación, sino que además se haya convertido en un asunto por el cual se juzga duramente a quienes la defienden.

En este sentido, la imagen de la lactancia materna exclusiva se convierte en el punto de mira de quienes mezclan enfoques sobre este tema de origen muy dispar: Desde la dependencia de la figura de la madre, pasando por el cuestionamiento de lo completa que pueda llegar a ser la leche materna hasta la crítica escandalosa hacia aquellas mujeres que dan el pecho a su bebé en un lugar público.

En cualquier caso, finalmente terminan menospreciando la razón número uno por la cual una madre se decanta por esta opción como podría haberlo hecho por cualquier otra: Que para ella es la mejor opción a la hora de alimentar a su hijo. Y eso no debería admitir más cuestión. Es su decisión y se basa en el mayor amor que se puede sentir hacia otro ser vivo, el que profesa una madre a su hijo.

Comentarios