8 mitos sobre la alimentación del bebé

Los mitos siempre giran en torno a temas importantes, y la alimentación del bebé no iba a ser menos. Estos son los más comunes
8 mitos sobre la alimentación del bebé: ¡te los desmontamos con buenos argumentos! | Getty Images
 

Alimentar a tu bebé es la clave para su crecimiento y buen desarrollo. No obstante, hay que saber qué se puede hacer y qué no, ya que hay muchos mitos sobre la alimentación del bebé que no son ciertos. ¿Quieres conocerlos?

Alimentos de día y sus mitos falsos a desmontar

Los mitos siempre giran en torno a temas importantes, y la alimentación del bebé no iba a ser menos. Estos son los más comunes:

El pan engorda

El pan en sí no engorda, lo que engorda es lo que le agregamos. De hecho, éste es un alimento primario que tiene que estar en la dieta de los pequeños. Aunque muchos padres optan por dar pan de molde, debes saber que este tipo de pan contiene azúcares y más hidratos de carbono, por lo que es recomendable comprar pan del día.

El huevo es dañino

8 mitos sobre la alimentación del bebé: ¡te los desmontamos con buenos argumentos! | Getty Images
 

¡FALSO! De hecho el huevo es una fuente de proteínas y nutrientes esenciales que ayudan al crecimiento. Lo que sí es verdad que puede ser un alimento que provoque alergias en tu pequeño, por lo que se recomienda incorporarlo a partir del año y primero probando con la yema para añadir más tarde la clara y ver la reacción de nuestros pequeños.

Tienen que comer fruta después de comer

¿Y por qué? Pueden hacerlo en otros momentos del día. La fruta es un alimento que muchos niños pueden rechazar, por lo que si siempre se la damos en el mismo momento, será más fácil que lo hagan. Juega con los sabores, texturas y colores en distintos momentos del día. 

Además, comer fruta después de comer puede dificultarles la digestión. Así que es mejor que la coman a media mañana y por la tarde. 

Hay que darle los dos pechos en cada toma

Este es un mito muy extendido que también es totalmente falso. Es más, si se terminara la leche de un pecho, esta última ración es la que más grasa tiene y por tanto, la que más le alimenta. Si tras terminar con un pecho busca el otro, entonces sí hay que dejar que tome. Es el pequeño quien decide cuánto comer. No te obsesiones.

Te puede interesar: 6 beneficios de la lactancia materna exclusiva

La leche de fórmula hasta el año y medio

La leche de fórmula es la más parecida a la leche materna y es cierto que el calcio es un elemento primordial en la alimentación del bebé. Sin embargo, no hay una regla sobre cuánto tiempo deben o no tomarla. 

A partir del año, tu bebé ya puede tomar leche de vaca sin ningún problema. Así que eres tú quien decides cuándo hacer el cambio. Eso sí, recuerda que si cambias a la de vaca, ésta deberá ser entera por su contenido en grasa.

Hervir varios minutos el agua del biberón

8 mitos sobre la alimentación del bebé: ¡te los desmontamos con buenos argumentos! | Getty Images
 

Seguro que como cualquier mami, tú también estás obsesionada con los gérmenes y has escuchado lo de hervir durante algunos minutos el agua con el que preparar el biberón. ¡Un mito falso! Se estima que hervir agua potable durante varios minutos aumenta la concentración de sodio y nitratos, lo cual no es beneficioso para tu bebé.

Alimentos de noche

Con respecto a alimentos que ayudan a tu pequeño a dormir hay otros muchos mitos que vamos a desmentir. Estos son los más comunes:

Cereales para dormir

Hay quienes afirman que una papilla de cereales ayuda a conciliar el sueño del pequeño, pero esto no es cierto en absoluto. No solo le alimenta menos que su comida habitual sino que, además, por su alto contenido en hidratos puede ser más indigesto y dificultarle coger el sueño. Tomar cereales no hará que duerman ni más ni mejor.

Infusiones para relajarse

8 mitos sobre la alimentación del bebé: ¡te los desmontamos con buenos argumentos! | Getty Images
 

Otros muchos creen que una infusión le ayuda a relajarse y a dormir mejor. ¡FALSO! Las infusiones no les van a relajar, y por otro lado, que éstas se vendan en farmacias no implican que sean aptas para los pequeños. Sus efectos se pueden triplicar en un bebé y causar complicaciones. Cada cosa en su momento.

¿Hay algunos trucos para que el bebé duerma mejor? Sí, obvia los mitos sobre la alimentación del bebé y sigue estos consejos:

  • Dale comida ligera. Las porciones abundantes solo provocarán malestar y dificultad para dormir. 
  • Dale de comer al menos dos horas antes de dormir para que le dé tiempo a hacer la digestión.
  • No muchas proteínas de noche.
  • Evita alimentos con grasas como los embutidos. 
  • La leche caliente sí relaja. Puede favorecer la entrada del sueño, aunque recuerda que los pequeños no se despiertan por hambre sino por un problema de maduración. Se están adaptando a todo y esto necesita un tiempo.

Te puede interesar: Descubre el método Rubio para tratar los cólicos del lactante

Si eres una mami primeriza, seguro que vas a escuchar mitos y verdades de todo tipo ¿Cuáles debes creer y cuáles no? Pues en nuestro blog podrás mantenerte informada de todo lo que necesites, porque queremos cuidar de ti y de tus pequeñines. Y ya sabes que si tienen dudas o preguntas, nos las puedes hacer llegar en los comentarios. ¡Estaremos encantados de responderte!

Comentarios