Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: altes@tqcorp.media

Alergia a la leche: cómo detectarla y su tratamiento

Un problema cada vez más habitual pero del que hoy en día estamos muy concienciados: hay muchas formas de afrontarlo y nosotros te contamos cómo hacerlo.
Alergia a la leche: cómo detectarla y su tratamiento | Getty Images
 

La alergia a la leche está a la orden del día. No entendemos lo que ha pasado porque la leche era uno de los mejores alimentos en el pasado. Sin embargo cada vez más niños sufren de alergia a ella. ¿Cómo puedes saber si tu bebé tiene alergia a la leche? Si es así, ¿cómo tratarlo? ¡Te lo contamos!

Cómo detectar si mi bebé tiene alergia

La leche es el alimento principal en la alimentación de nuestros bebés. Si presentaran algún tipo de alergia, podría ser un problema, aunque por suerte, hoy día estamos muy concienciados de este problema y hay muchas formas de afrontarlo. 

La alergia a la leche suele darse cuando el sistema inmune reacciona de una forma exagerada al consumo de proteínas de la leche. El cuerpo los recibe como si fueran invasores dañinos y hace un esfuerzo desmesurado por combatirlos. 

Algunos niños que en principio han presentado alergia a la leche de vaca, con el tiempo esta ha desaparecido, aunque no siempre sucede así.

Estos son algunos de los síntomas que pueden aparecer tras las tomas:

  • Silbidos en la respiración
  • Problemas para respirar
  • Tos
  • Ronquera
  • Vómitos
  • Diarreas
  • Dolor de estómago
  • Ojos hinchados
  • Urticaria
  • Inflamaciones
  • Bajada de tensión

Hay que tener en cuenta, primero, que no todos los niños reaccionan de la misma manera. Segundo, que aunque una reacción tras una toma de leche haya sido leve, la siguiente puede ser grave. Por esta razón, no hay que obviar ningún síntoma por mínimo que parezca. 

Tratamiento

Alergia a la leche: cómo detectarla y su tratamiento | Getty Images
 

¿Y si tu pequeñín ha presentado una alergia a la leche? O mejor dicho, ¿qué debes hacer si tiene alguno de los síntomas? Pues bien, no hay duda de que lo primero es ir al médico para que le haga una analítica

Te preguntarás si hay antecedentes familiares, ya que si los hay es mucho más probable que la causa de los síntomas sea una alergia a la leche.

Éstas son algunas de las pruebas que podrían hacerse:

  • Hematología completa

Con un análisis de sangre puede determinarse la presencia de eosinófilos, los cuales están relacionados con las alergias. No obstante, no es una prueba 100% certera ya que el aumento de estos también puede ser provocado por otras enfermedades.

  • Prueba cutánea

En esta prueba se inyecta una pequeña cantidad del alérgeno, en este caso leche, para ver si hay una reacción. Si la hubiera, no hay duda de que hay alergia.

Alergia a la leche: cómo detectarla y su tratamiento | Getty Images
  • IgE Sérica

Esta prueba mide los niveles de los anticuerpos de IgE, ya que si hay un nivel elevado puede sugerir que haya una alergia. 

  • La prueba IgE específica

Cuando se comprueban los niveles de IgE de forma específica se puede saber con certeza si es una alergia a la proteína de la leche. Estos niveles se presentarán en niños menores de un año en valor de 5 kUa/L.

¿Y si tras estas pruebas tu hijo ha dado positivo a la alergia a la leche?

Pues entonces habría que comenzar con el tratamiento. Éste es muy simple:

  • Hay que retirar todo lo que contenga leche de vaca de la dieta. Para los niños que aún están lactando, hay que retirar cualquier ingrediente de la alimentación complementaria que contenga lácteos. La leche materna no provoca alergias, por lo que será la única leche que el bebé pueda tomar.
  • No obstante, sí es posible que niños que aún están en periodo de lactancia presenten alergias, pero son provocadas por el consumo de leche de vaca de la madre. Si se diera el caso, la madre debería dejar de consumir cualquier producto lácteo como la leche, yogures, queso o mantequilla. Al menos, hasta que termine de lactar.
Alergia a la leche: cómo detectarla y su tratamiento | Getty Images
 
  • Para los niños que ya toman leche de fórmula, habrá que sustituir ésta por fórmulas hidrolizadas, en las que las proteínas ya están predigeridas y facilitan su absorción. Hay varias marcas de leche de fórmula en el mercado recomendadas para niños con alergia a la lactosa. 
  • No hay que confundir los cólicos, que son muy comunes en los pequeños, con una alergia a la leche. Las alergias surgen después de consumir el alimento que la causa, en este caso la leche. Los cólicos pueden aparecer en cualquier momento.

Te podría interesar: Descubre el método Rubio para tratar los cólicos del lactante

Por tanto, lo mejor es que mantengas vigilado a tu bebé, y que reconozcas cualquier síntoma que haya podido ser provocado por la leche. 

Recuerda: no subestimes ningún síntoma, por pequeños que pueda parecerte, porque como dijimos antes, que una vez haya sido leve no significa que las siguientes lo sean. Y si tu bebé presenta alergia a la leche, tranquilo. Podrá tener una vida normal, ya que hoy día hay muchos productos pensados para personas con intolerancias y alergias. Cuanto antes se diagnostique la alergia, antes podrá tratarse y menos daño ocasionará.

Comentarios